Warhammer 40.000: Inquisitor – Martyr

Seguir
6.5

Bueno

El desembarco de uno de los videojuegos más esperados de los fanáticos de Warhammer y de aquellos que gustan de las obras de Neocore Games están de enhorabuena ya que por fin cuentan en su catálogo con Warhammer 40.000: Inquisitor Martyr. Este no es un título que apueste por todos los mercados en concreto, sino por dar crédito a aquellos que asiduos al conocido juego de mesa de Games Workshop que quieran expandir sus aventuras lejos de los tableros al ocio electrónico. Muchas han sido las polémicas que ha suscitado su llegada a las tiendas, guardando un excesivo parecido a la saga The Incredible Adventures of Van Helsing. Muchos imaginan de esta edición de Warhammer un clon, pero no termina de ser así, proporcionando algunas diferencias que justifican su compra.

Una experiencia de rol en el universo de Warhammer 40.000.

Warhammer 40.000 de la mano de Neocore Games

El títul oes una combinación bastante atípica, dando tintes de hack’n slash, rol y pasando por la estrategia. Desde un primer contacto nos encontramos con fases en las que desplazarnos desde una vista cenital, muy parecida a la que pudimos ver en sagas como Diablo, y derrotando a todo ser viviente que se vaya entrometiendo por nuestro camino. Un camino poco alagüeño para aquellos que esperaban una aventura más orientada al rol, cosa que si pudimos disfrutar con los mencionados anteriormente. Sea como fuere, en cuestión de segundos nos encontramos haciendo frente a grandes hordas de enemigos y descubriendo las habilidades de las que dispone nuestro personaje.

Su historia sigue los derroteros del consagrado lore del juego de mesa Warhammer 40.000. En Inquisitor Martyr nos volveremos a centrar en el 41º milenio dónde continúa la guerra entre diversas razas. Gracias a las legiones de los Marines Espaciales y las Guardias Imperiales que servirán al emperador tendrán que hacer frente a una peligrosa raza alienígena denominada como los Xeno. Estos son múltiples vertientes que querrán hacer frente al Emperador y desatar toda la ira posible para desatar un caos total en todo el universo. De esta forma nos pondremos en el papel del Inquisidor, encargado de dirigir la tropa y derrotar a estas fuerzas enemigas. La historia es algo tópica y más para aquellos que estén acostumbrados al mundillo de Games Workshop. Esta se divide en varios segmentos integrando múltiples historias y en las que conocer a nuestro Inquisidor, derrotar a las fuerzas enemigas y acabar con vida en el campo de batalla.

Numerosas misiones con múltiples objetivos.

Muchas misiones pero repetitivas

En estos primeros instantes nos damos cuenta que no sólo se basará en machacar el botón y vencer al enemigo, sino que a lo largo de esta aventura comienzan a desbloquearse varias docenas de objetivos a los que hacer frente. Ya sea seguir con la tónica de liquidar a todo bicho viviente que se entrometa en nuestro camino, hacer frente a grandes jefes, proteger lugares concretos, escoltar personajes, obtener objetos y demás serán los principales objetivos a realizar. Las misiones, aunque en cantidad son muy elevadas, no terminan de dejar una sensación de déjà vu, volviéndose algo repetitivas y que nos proporcionan la sensación de jugar una y otra vez lo mismo.

El personaje del que dispondremos a lo largo de nuestra aventura puede ser encajado en una de las tres clases disponibles, contando con el denominado como Cruzado, el Asesino y el Psíquico. Los dos primeros apuestan por el ataque físico, contando con armas de corto alcance y causando un daño elevado y con velocidad de movimientos. Sin embargo el Psyker apuesta por ser un personaje de apoyo, garantizando ataques más pausados y a largas distancias, curando a los de tu alrededor o garantizando defensas y estados momentáneos que beneficien al compañero durante unos segundos. Las mejoras en tu propio avatar son constante, diviendo la clase que eligiéramos en el inicio en varias subclases, dando unos elementos roleros más avanzados y con los que personalizar tu experiencia aún más. Este proporciona muchas posibilidades y no nos hace sentir limitados en ningún momento. Por ejemplo, si decidimos comenzar al protagonista de una forma destinada a la lucha no será ningún problema derivar sus movimientos al soporte.

Un extenso árbol de habilidades proporciona una mejor personalización.

Muchas habilidades a tu disposición

Estas habilidades, a su vez no sólo se obtienen de la clase o nivel que se tenga en ese momento, sino de las armas que se hayan decidido utilizar. Esto proporciona la ausencia de complicados árboles de habilidades en los que decidir que queremos desbloquear. Cada punto de experiencia nos dará acceso a nuevos movimientos y cómo viene siendo habitual en los RPG de este género, iremos mejorándolas y haciéndolas más poderosas con el paso de las horas. Esto, además da acceso a armas mejoradas y totalmente nuevas que producirán efectos sobre los enemigos, causándoles más lentitud o reduciendo su defensa. Por último mencionaremos los árboles de talentos, donde encontramos puntos y atributos para abrir aún más las posibilidades de personalización. Estos, se estructuran por una serie de slots con los que integrarlos.

Una de las características que más nos llaman la atención es la de la generación de los escenarios vía procedimental, haciendo que estos entornos sean algo más variados. La lástima es que estos no se generan de manera muy diferente unos de otros, dándonos la sensación de estar casi siempre en el mismo nivel pero realizando objetivos distintos. La curva de dificultad también llega de manera muy desajustada, no dando un término medio y proporcionando unas fases o muy fáciles o muy complicadas, convirtiendo el juego en una serie de altibajos en cuanto a su dificultad. Tampoco ayudan las inteligencias artificiales, realizando en algunas ocasiones movimientos sin sentido y que no acompañarán tanto al usuario como a las luchas contra los enemigos, produciendo bugs de tanto en cuanto.

Neocore Games vuelve tras The Incredible Adventures of Van Helsing.

Experiencia online agridulce

La campaña da mucho de sí pero esta experiencia queda extendida gracias a las modalidades online que podemos encontrar, tanto en cooperativo como competitivo. En estos encontraremos misiones que completar con hasta cuatro jugadores, realizar objetivos PvP o resolver lugares al más puro estilo MMORPG. Encontrar jugadores para partidas es algo muy complicado, poder introducirnos dentro de una ha sido algo complicado y en el momento de estar dentro de ella sufrimos numerosas ralentizaciones y problemas técnicos relacionados con el código de red.

Técnicamente el juego cumple sin hacer muchos alardes, pero si apostando por lo que realmente es importante en Warhammer 40.000, su estética y arte. Neocore Games ha sabido plasmar la línea artística del videojuego a la perfección, permitiendo a los más fanáticos poder contar con toda la esencia, personajes y clases muy conocidos y sobretodo tener localizaciones que los traerán grandes recuerdos. La cámara ayuda a poder apreciarlas en su máximo esplendor gracias a la vista cenital que incorpora, proporcionando gran amplitud y dándonos la posibilidad de ver todo el campo de batalla con un sólo golpe de vista.

Recomendado para fanáticos del juego de mesa

Esto es todo lo que da de sí Warhammer 40.000: Inquisitor Martyr. Es un juego que podríamos recomendar prácticamente y en exclusiva a los fanáticos del juego de Games Workshop, dado que su experiencia de rol tan extensa atrapará a aquellos que les encante el lore del juego de mesa. Por otro lado, sus caóticos menús, experiencia repetitiva y sobretodo el online, podrían echar hacia atrás a algunos jugadores.

Lo mejor:

  • Buena adaptación de Warhammer 40.000
  • Extensa personalización de habilidades
  • Multitud de misiones a realizar

Lo peor:

  • Menús caóticos
  • Niveles y misiones repetitivas
  • Puede no cubrir las exigencias de los fans de Warhammer 40.000
6.5

Bueno

Historia - 6.5
Jugabilidad - 7
Gráficos - 6.5
Sonido - 6
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies