Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Unruly Heroes

Seguir
8

Muy bueno

Nintendo Switch es la reina del género independiente, proporcionándonos grandes joyas de estas producciones de un presupuesto algo más reducido pero con ideas de lo más novedosas e innovadoras. Este además fue dado a conocer hasta hace relativamente poco tiempo ya que se confirmó su llegada poco después del Nintendo Switch Indie Hightlights, espacio que la gran N destinó semanas antes de su Nintendo Direct para mencionar más datos sobre futuros lanzamientos indie y lanzar al final de este el título Unruly Heroes. Un plataformas bidimensional con mucha acción y que se convierte en una de los primeros tapados y sorpresas inesperadas de 2019.

En un primer vistazo podríamos apreciar que Unruly Heroes pueda parecer un juego del montón, un plataformas con una estética muy similar al cómic y que nos recuerda a grandes rasgos a las entregas más recientes de Rayman o los plataformas bidimensionales de Assassin’s Creed. Pero estos parecidos no quiere decir que lo más reciente de Magic Design Studios, quienes trabajaron en entregas recientes de Rayman, vaya por los mismos derroteros. Proporcionándonos una IP totalmente inédita a la fecha, con un precio competitivo y que se posiciona como una de las mejores producciones de lo que llevamos de año en cuanto a indies en Nintendo Switch.

Cuatro héroes en busca de un objetivo común.

Cuatro personajes en busca de un importante papiro

Este título basa su historia en una fábula popular china denominada como Viaje al Oeste, una obra anónima y publicada en el año 1590. Esta ha sido siempre ligada a Wu Cheng’en, aunque por el momento no se ha logrado confirmar que fuera él quien de su puño y letra dió vida a esta clásica obra de la literatura china. Unruly Heroes nos propone formar parte de un equipo de cuatro héroes que deben de recorrer el mundo para recoger una serie de fragmentos del Rollo Sagrado, un papiro capaz de devolver la paz al mundo. Un argumento quizás algo poco trabajado y tópico, pero que no desluce lo verdaderamente importante, su gratificante experiencia de juego.

Uno de los primeros detalles que nos han cautivado es el gran trabajo que se ha desarrollado con sus entornos, proporcionando unos escenarios con multitud de obstáculos que superar, distribución de plataformas muy lógica y bien diferenciados los unos de los otros. Este último dato es realmente importante porque a pesar de no tener demasiadas fases, no llegando a superar la treintena, sí que son lo suficientemente variadas para resultar todas y cada una de ellas muy entretenidas. Frondosos bosques, cuevas o impresionantes lagos son algunos de los lugares que cruzaremos y que se acompañan con bellas melodías pero que priman por su poca variedad. Realmente es un trabajo muy digno en cuanto a su dirección artística, esto unido a sus mecánicas bidimensionales nos concede una gran experiencia.

Fases con bellos diseños.

Un plataformas con mucha variedad

Su jugabilidad no apuesta por ofrecer algo realmente nuevo, de hecho apuesta por ser conservador y contar con mecánicas que ya hemos visto en títulos más que importantes del género. Contamos con unas fases de plataformas muy al estilo Donkey Kong Country, plagadas de enemigos, saltos milimetrados, coleccionables ocultos y distintos caminos. Si de por sí esta fórmula siempre es muy bien recibida queda impulsada gracias a la presencia de sus cuatro personajes, los cuales incorporan habilidades únicas que servirán para resolver todo tipo de puzzles. Entre ellos encontramos a Wukong, un Rey Mono con doble salto y un bastón o Kinghon, un cerdo con golpes de gran fuerza aunque algo más lento y capaz de flotar durante unos segundos. Estas destrezas son de mucha utilidad para resolver los habituales puzzles que se cruzarán en nuestro camino y que si bien cuentan con mecánicas diferentes, dan una sensación de variedad y rompen la rutina en estas fases 2D.

Los niveles incorporan una buena curva de dificultad, sin llegar a ser realmente desafiantes pero sí los suficiente hasta el punto de captar toda nuestra atención, poner los cinco sentidos y hacernos repetirlos más de una vez. Su variedad de mecánicas a lo largo de las fases son algo de lo más interesante, evitando el deslizar antes de saltar de un saliente a otro, abrirse paso por troncos a lo largo de un río, infiltrarnos junto a una manada de lobos o destrozar a enemigos que nos pondrán las cosas difíciles. Hemos de decir que para vencer a estos hay que hacer uso de las habilidades mencionadas anteriormente. Muchos de los niveles comentados finalizan con una lucha contra un jefe final, en muchas ocasiones de grandes dimensiones y cuyo patrón de movimientos habrá que descubrir para salir victorioso. Esto es algo que incrementa un poco la dificultad y que en algunas ocasiones nos harán sudar la gota gorda.

Una experiencia entretenida de forma individual y cooperativa.

Fases muy rejugables

Nuestros protagonistas incorporan una serie de habilidades y armamentos que además de hacer frente a los enemigos pueden ser usadas a nuestro favor para derrotar a los rivales. Todos incorporan armas diferentes, cómo por ejemplo una lanza de gran longitud que recibe el nombre de Bo, al igual que otro de ellos porta una serie de orbes que pueden ser lanzados. Conforme vayamos derrotando rivales se irá rellenando la barra de combo con la que se podrá realizar un movimiento devastador que destrozará todo lo que se encuentre a nuestro paso. Dentro de los escenarios encontramos un alto número de objetos coleccionables cómo monedas o pergaminos, estos nos dan la posibilidad de desbloquear imágenes de arte o skins adicionales para los personajes. Conforme pasemos las fases recibiremos una calificación en forma de medalla, lo que nos incita a rejugarlas y mejorar nuestras marcas.

Por otro lado, debemos de hacer mención a la presencia de una modalidad multijugador cooperativa en la que jugar con hasta cuatro usuarios y recorrer todos los escenarios. Esta experiencia es mucho más divertida y es muy de agradecer que la cámara permanezca fija durante la partida, dando una vista con la que tener siempre a nuestro personaje identificado durante todo momento. Por último mencionar la presencia de un modo lucha en el que cuatro jugadores pueden luchar entre ellos al más puro estilo Super Smash Bros., siendo este un aporte interesante y distinto.

Una de las primeras sorpresas indie de 2019.

Plataformas, puzzles y mucha diversión

Unruly Heroes es una de las sorpresas más gratas que hemos recibido en lo que llevamos de año en cuanto al género independiente se refiere. Es una experiencia muy divertida tanto en solitario cómo en cooperativo, dotándonos de un título con mecánicas sólidas y variadas. Fases bidimensionales, breves puzzles y luchas contra jefes finales son las características que definen este más que notable juego que todo amante de las plataformas no debe perderse.

Review realizada con una copia digital del juego proporcionada por Nintendo.

Lo mejor:

  • Gran experiencia individual y cooperativa
  • Fases variadas y desafiantes
  • Muy rejugable

Lo peor:

  • Argumento algo tópico
  • Las mecánicas de lucha se quedan algo justas
  • Temas poco variados
8

Muy bueno

Historia - 7.5
Jugabilidad - 8.5
Gráficos - 8.5
Sonido - 7.5
27 inviernos. 23 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies