Super Mario Odyssey

Seguir
9.8

Sobresaliente

La espera ha llegado a su fin y ya tenemos en las tiendas Super Mario Odyssey, la esperada aventura para el fontanero y que vuelve a los orígenes de la franquicia en tres dimensiones ya está en las tiendas. Super Mario 64 no solo marcó un antes y un después en la saga sino que es considerado como un auténtico referente en la industria, al igual que los elementos sandbox que introdujo Super Mario Sunshine en Nintendo Gamecube. La compañía de Kyoto no ha inventado la rueda pero si ha sabido reinventarla en muchas ocasiones, trayéndonos juegos magistrales y que son un claro ejemplo de como hacer las cosas.

Con Wii U tuvimos Super Mario 3D World, un juego que intentaba parecerse a lo que hoy nos ofrecen en Nintendo Switch pero con menos posibilidades. Se partían con buenas ideas pero a fin de cuentas no se acababa de consagrar algo que contentase a todos los fans. Este incluía un modo cooperativo para cuatro jugadores así como una amplia variedad de fases que superar solos o en compañía. Lo de hoy es algo totalmente distinto, es un digno sucesor de Super Mario 64 y que presenta a un encantador nuevo personaje, Cappy.

Bowser se complace en invitarte a su enlace con la princesa Peach.

Invitación a una boda indeseada

La historia de Super Mario Odyssey comienza con una impresionante cinemática en la que Mario se enfrenta nuevamente a Bowser. Este enemigo quiere secuestrar nuevamente a Peach y casarse con ella, pero el fontanero querrá evitar eso. Mario saldrá por los aires y cayendo al vacío y aterrizando en una tierra desconocida hasta la fecha y en la que conocerá a Cappy, se introducirá en su gorra para poder tomar el control de objetos y personajes. Mario y Cappy deberán detener los malvados planes de Bowser una vez más, ¿les acompañas en esta odisea?

La mecánica de juego de Super Mario Odyssey se nutre en la posibilidad de utilizar la gorra y lanzarla a objetos y criaturas para poder poseerlas y tomar el control de estas. Ya sea a través de Goombas e infiltrarte, ser un humano durante unos minutos o simplemente utilizarla para impulsarte por los aires, se da mucha rienda suelta a la imaginación y a la creatividad, dando la oportunidad de resolver las misiones de muchas maneras posibles. Al inicio de la aventura Nintendo ha querido incidir sobre la mecánica con la gorra y las posesiones, por lo que la primera hora aproximadamente se resume en capturar animales o enemigos y contando con estas mecánicas básicas. En unos momentos puede hacerse pesado pero se otorga la suficiente variedad para enseñar y al mismo tiempo entretener.

Cappy nos dará la oportunidad de tomar el control de objetos y personajes.

Cappy abre una mecánica jugable extensa y profunda

Las habilidades de Mario ahora son mucho más avanzadas, podríamos decir que el propio personaje es hasta más atlético, corriendo a algo más de velocidad, saltar y rebotar por paredes para acceder a lugares secretos. Sus controles son sencillos para aquellos usuarios que no estén acostumbrados a los videojuegos y lo suficientemente profundos para los más veteranos. Lanzar a Cappy es una de las principales características, con ellos derrotarás enemigos, poseerlos e incluso resolver puzzles. Por otra parte se tienen técnicas más avanzadas como lanzarla y saltar sobre ella para propulsarte y alcanzar zonas más lejanas. Por otra parte tiene otros movimientos como un ataque circular, que será importante en algunos puzles o la opción de saltar de manera vertical. Los controles pueden ser manejados de varias maneras, ya sea con los Joy-Con por separado con y sin sensor de movimiento, introducidos en el mando, con el mando Pro o insertados en la consola. Todos estos realmente intuitivos y que dan posibilidades distintas.

Algo muy llamativo es la posibilidad de llevarte una aventura tan densa a cualquier lado. El peso del título es de poco más de 5GB, un juego que proporciona una gran cantidad de horas de entretenimiento y que puede ser llevado a cualquier parte. Como viene siendo habitual Super Mario Odyssey se estructura por mundos y en los que habrá que resolver misiones y recoger Lunas, que recuerdan y mucho a las típicas estrellas que había que recoger en anteriores títulos. Algunas de estas son muy sencillas y otras todo un desafío. Por último se cuentan con unas que se encuentran ocultas en el mapeado y que no son indicadas por el juego, por lo que se fomenta la exploración.

Super Mario Odyssey proporciona escenarios de gran amplitud y llenos de secretos.

Sólo o en compañía, dos maneras distintas de jugar

Las monedas adquieren una gran importancia dentro de este universo, diferenciándose en dos tipos: las doradas y las violetas. Las doradas harán las veces de vida, Mario tendrá una serie de golpes y podrás recuperar salud recogiéndolas. De hecho no se tienen vidas al uso, fue una de las partes más criticadas pero Nintendo ha querido dar una experiencia más accesible para todo tipo de jugadores y que les permita no perder el progreso a aquellos que no tienen tanta pericia. Además con estas podrás adquirir una serie de trajes para el protagonista y que versan desde atuendos regionales hasta otros muy especiales. Las misiones no consistirán en ir a un punto concreto, también nos retarán a realizar objetivos, derrotar enemigos o recolectar algo. Estas son muy variadas y proporcionarán una gran cantidad de horas de diversión. La exploración es uno de los elementos más novedosos, contando con unos escenarios de unas dimensiones muy amplias y en las que descubrir multitud de secretos.

Los contenidos del juego no acaban tras acabar el combate final contra Bowser ya que se han añadido más contenidos post-créditos con los que tener niveles más desafiantes y puzzles que resolver. Esta aventura puede jugarse con hasta dos jugadores, uno tomando el control del fontanero y un segundo usuario como Cappy, pudiendo recolectar monedas o tomando el control de enemigos. Este sistema es mucho mejor que el que pudimos ver en Super Mario Galaxy ya que se proporciona un rol más avanzado al segundo jugador al mismo tiempo que se coopera de una manera más divertida y amena. Para aquellos jugadores que no estén acostumbrados a los jugadores Nintendo ha puesto a su disposición modo simplificado en el que se cuenta con más vida y que no se pierden monedas si se cae al vacío. Las figuras Amiibo tampoco han querido perder su presencia en Super Mario Odyssey, teniendo una serie con Super Mario, Peach y Bowser con trajes de boda. Las figuras que no pertenecen a esta serie pero si que guardan relación con la saga, como Mario pixelado también darán recompensas.

Podrás vestir a Mario con multitud de trajes.

Técnicamente impecable

Entrando en los aspectos más técnicos confirmamos que Super Mario Odyssey se mueve a una tasa de 60 imágenes por segundo tanto en modo portátil como conectada al dock. Hemos notado bajones de FPS en momentos puntuales pero que no llegan a deslucir el buen hacer de Nintendo en este aspecto. Los escenarios son de amplitud muy grande, pudiendo inspeccionar cada milímetro y encontrar algo diferente, sin tener partes vacías o carentes de sentido. El juego continúa apostando por un estilo visual desenfadado y trayendo en esta ocasión a personajes realistas pero de una manera más cartoon. El juego luce igual de bien tanto en portátil como en una televisión, con una viveza de colores muy grande y siendo muy llamativo.

En cuanto a su banda sonora tenemos que decir que es una de las mejores que se han compuesto en la historia de la franquicia. El tema cantado por Pauline, Jump Up! Superstar es un éxito en todo el mundo y canciones que ambientan las localizaciones a la perfección, llegando a tararearlas en varias ocasiones y no cansarnos de ella. En cuanto al doblaje seguimos contando con Charles Martinet a la cabeza para dar voz a Super Mario.

Un más que digno sucesor de Super Mario 64.

El sucesor de Super Mario 64 ya está aquí

¿Qué más podemos decir de Super Mario Odyssey? Nos ha cautivado. Es un más que digno sucesor de Super Mario 64 y es el juego que todo fan del fontanero lleva esperando muchos años. Multitud de desafíos que realizar, adaptado a todo tipo de jugadores, siendo desafiante en algunas partes y muy variado, al mismo tiempo ofrece unos aspectos técnicos sobresalientes y una de las mejores bandas sonoras escuchadas en muchos años. Es un cóctel demoledor de Nintendo y que es un indispensable del catálogo de Nintendo Switch y todo un must have para estas navidades.

Lo mejor:

  • La adición de contenidos post-créditos
  • Multitud de habilidades que realizar con Cappy
  • Sus aspectos técnicos y mundo abierto

Lo peor:

  • Obliga a usar el sensor de movimiento en algunas ocasiones
  • Algunas misiones son excesivamente sencillas
  • Algún que otro bajón puntual de FPS
9.8

Sobresaliente

Historia - 9.5
Jugabilidad - 10
Gráficos - 9.5
Sonido - 10
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies