SoulCalibur VI

Seguir
8.4

Muy bueno

2018 está siendo un año que está representando un sinfín de significativos aniversarios de sagas muy icónicas. Una de ellas ha cumplido la nada desdeñable cantidad de 20 años y es cierto que llevaba un tiempo sin estar en los focos de los videojuegos, siendo una de las franquicias más reconocibles del panorama de la lucha. No es otra saga que SoulCalibur, que celebra su vigésimo aniversario presentándonos su sexta entrega y con una premisa clara, mejorar algunas carencias que se presentaron en su quinto capítulo, adaptarlo a las novedades y necesidades que buscan los usuarios tras títulos cómo Street Fighter V o Tekken 6, además de recordarnos la magnífica lucha en búsqueda de la poderosa Soul Blade.

Una cosa es clara y es que la desarrolladora ha buscado ser continuista en SoulCalibur VI, cogiendo todas las cosas buenas de la saga como sus modalidades individuales y al mismo tiempo aplicar cosas nuevas. Las señas de identidad ya fueron claras en la segunda parte con el conocido Maestro de Armas o en el cuarto con las múltiples historias que presentaba de todos sus personajes. Las numerosas tramas, sus finales abiertos e historias que se cruzan entre personajes son algo que continuamos viendo con viejos conocidos de la franquicia como Mitsurugi, Nightmare, Cervantes o Tira entre otros. También contamos con nuevas incorporaciones al plantel, las más importantes en forma de invitados cómo son Geralt de Rivia de The Witcher 3 o 2B de NieR: Automata. La presencia de seleccionables y distintos estilos de lucha están patentes, por lo que se anticipa un título que inicialmente promete mucho.

Nuevas incorporaciones se suman a su plantel de personajes.

Gran cantidad de modalidades individuales

En primer lugar comenzaremos hablando de su campaña, llamado Balanza de Almas, que en esta ocasión continúa contando historias paralelas entre los personajes y que al mismo tiempo forman un objetivo único, hacerse con un ansiado arma que se busca desde tiempos inmemoriales. Su historia ha sido muy cuidada, centrándose en la trama del primer título y expandiendo sus contenidos. A diferencia de la quinta parte de la serie, esta campaña tiene mucho más contenido y es contada a través de una gran cantidad de escenas, que si bien son ilustradas de manera estática con leves animaciones, sí que es cierto que es más profunda y con mucho más que conocer. Esta modalidad, compuesta por numerosos combates, tiene una duración que supera fácilmente la docena horas únicamente cumpliendo los objetivos principales y alargándose un poco más si acabamos las propias de cada personaje y sus secundarias. Debemos hacer alusión a su dificultad en este aspecto, siendo muy sencilla y no presentando un desafío realmente grande al jugador, ya sea un principiante o un experto en la materia.

Hemos de decir que este modo individual ha sido muy cuidado en cuanto a lo que ofrece a un único jugador, por ejemplo en su completo editor de personajes. En él tenemos la posibilidad de crear con gran cantidad de detalles a nuestro avatar, siendo completamente único en función de las características que definamos sobre él. Ya sea su complexión, facciones de la cara, pelo, ojos o prendas de vestir, prácticamente todo es editable y se pueden crear auténticas maravillas que a día de hoy continuamos viendo a través de internet. A medida que se va luchando se va ganando experiencia y por ende subiendo de nivel, proporcionándole más poder y manejo de armas mucho más eficiente. También se tiene la opción de tomar decisiones, algo que irá cambiando su manera de pensar y al mismo tiempo las armas con las que es más predilecto. Por otro lado encontramos una segunda modalidad centrada también en el solitario, nombrada como Crónica de almas y en las que conoceremos la historia de la primera entrega desde la piel de tres importantes personajes: Maxi, Kilik y Xianghua. Como bien decíamos, continúa expandiendo el lore y el papel que desempeñaron años atrás.

Los personajes no han perdido ni un ápice de su personalidad.

El arcade y multijugador complementan la experiencia

Fuera de esto encontramos su clásico Arcade en el que habrá que hacer frente a una serie de contrincantes y derrotarlos en combates a rondas variables. La principal gracia de esto, como viene siendo habitual, es no sólo conseguir el mejor tiempo en derrotarlos a todos sino terminarlo invicto. En este caso, sí que hemos de decir que la dificultad se ha ajustado de una manera mucho más eficiente, siendo creciente a cada combate que vayamos superando y que hace que explotemos todas las habilidades del personaje que se utilice. Como siempre, podremos conocer a cada personaje de manera algo más personal y se tendrá un final propio, algo clásico de la serie y que nos encanta. De manera algo más resumida hablamos del modo para dos jugadores, multijugador en el que elegir tu personaje, establecer las normas de combate que desees (ya sea con tiempo limitado o ilimitado o estableciendo un número de rondas concreto) y competir contra un amigo o la consola. También disponemos del Entrenamiento, gozando de un menú por cada personaje en el que conocer sus ataques y combos principales. Esto es un esbozo de otro de los grandes complementes, el online, donde jugaremos partidas a través de internet y en las que nos enfrentaremos a luchadores de todo el mundo. Su matchmaking y código de red es exquisito, localizando de manera muy rápida a un crontincante y dando unas partidas fluidas.

Entrando en términos jugables, tenemos un estilo de lucha 3D. Si por algo se caracteriza Soul Calibur es en ofrecer una amplia variedad de personajes y que portan una gran cantidad de armas, que pueden ser personalizadas y sustituídas. Lo clásico de la serie es que su mayoría son cuerpo a cuerpo, por lo que se da un estilo de combate mucho más cercano, en el que hay que arriesgar mucho más y proponer para ser el vencedor. Desde espadas, hasta floretes, hachas o unos afilados aros son algunas de las que podemos encontrar y con las que encadenar largas cadenas de combo junto a habilidades cuerpo a cuerpo. Cómo es lógico cada uno de los personajes tiene unas capacidades, algunos son más habilidosos y rápidos, pero tienen movimientos menos efectivos mientras que otros son más lentos pero cuyos ataques son devastadores. Eso sí, debemos de decir que entre ellos no están todos muy bien equilibrados y se tienen personajes más poderosos que otros y que desequilibran la balanza, algo que esperamos que sea compensado en futuras actualizaciones. El movimiento es muy parecido al visto en sagas como Tekken, pudiendo moverte de forma lateral y “hacia el fondo”, dando la posibilidad de esquivar o intentar buscar el punto débil de un rival de esta forma.

Las armas cuerpo a cuerpo son grandes protagonistas de la saga.

Nuevas habilidades que proporcionan un giro de tuerca

Los personajes son muy variopintos, cómo bien decíamos cada uno tiene sus fortalezas y sus debilidades, descubrirlas y explotar cada una de las características será tan importante cómo conocer largas cadenas combos. En el sistema de combate además se han incorporado tres novedades que lo hacen mucho más frenético, estos tres conceptos son los ataques Critical Edge, el Soul Charge y los Reversal Edge. Comenzaremos por el final, golpes reversos que pueden devolver el ataque rival a través de una QTE que imita al piedra, papel y tijera, si logramos utilizar el comando que nos otorga ventaja no sólo realizaremos un ataque más poderoso sin recibir daño sino que se recargará la barra de vitalidad. Podemos realizarlo todas las veces que queramos pero hemos de decir que la desarrolladora ha querido hacer el uso de este algo más justa gracias a esta secuencia quick time event, haciendo que el azar también forme parte del golpe. Este favorece y mucho a aquellos usuarios más novatos y es cierto que se debería de haber orientado de otra forma para evitar que se abuse demasiado de este, como por ejemplo limitándolo a un par de veces por ronda o recargando una determinada fuente de energía.

Las Soul Charge proporcionan durante unos segundos una potencia mayor a los ataques y nos vuelve mejores defensivamente, mientras que con los Critical Edge tendremos ataques finales con cada jugador y que destrozarán a cualquier rival tras su uso. En este caso si que hará falta cargar una fuente energética que va creciendo a medida que asestamos golpes o nos defendemos de ellos. Como es habitual en cualquier juego de lucha debemos de ejecutarlo en el campo de combate e impactar contra el rival, lo que iniciará una animación en la que veremos el ataque definitivo. Cierto es que se proporcionan muchas facilidades tanto en este ataque crítico como en los reversos la opción de accionarlos, un arma de doble filo que rompe las diferencias entre aquellos que ganarán por saber jugar y los que vencerán por puro azar. Esto no sólo proporciona más facilidades sino que al mismo tiempo hace que los combates tengan muchas más posibilidades, no limitándose únicamente a asestar golpes, por lo que se les dota de un mayor dinamismo. Algo que también hemos notado en el combate es su velocidad, permitiendo movernos de manera mucho más rápida por el escenario, algo que también vuelve todo aún más imprevisible.

El Reversal Edge, Critical Edge y Soul Charge expanden su jugabilidad.

Escenarios atípicos y personajes con toda su esencia

Si por algo ha decaído un poco esta sexta entrega es en sus escenarios, siendo mucho más simplificados que los del resto de la serie y que si bien incorporan algunas novedades interesantes pierden algo de fuelle. Estos ya no son tan interactivos cómo lo eran anteriormente, dándonos en algunos de ellos una cierta sensación de vacío. En lo técnico cumplen de manera eficiente, trasladando formas y obstáculos distintos, lo que obliga a adaptarse a sus condiciones y desempeñar habilidades diferentes. Eso sí, debemos de tener en cuenta también la presencia de los bordes que son capaces de precipitar al rival al vacío. Una mejoría respecto a este punto es que ya es más complicado caerse y no da tantas victorias aseguradas como vimos en las anteriores entregas de la serie.

Lo que respecta a lo técnico, hemos de decir que se ha realizado un gran trabajo, haciendo uso del Unreal Engine de una manera magistral y plasmando toda la esencia de la serie en alta definición y a 60 frames por segundo. Los personajes clásicos de la serie llegan manteniendo prácticamente intactos sus diseños, aunque incorporando algunos detalles y novedades que si bien no son muy destacables sí que son un buen guiño para aquellos seguidores de la serie. Por otra parte, tenemos los ya mencionados escenarios que pecan de vacíos en algunas ocasiones y en otras con unos diseños magníficos. Pocos son los elementos con los que interactuar, pero sí los son los múltiples obstáculos que encontraremos y que obligarán a adaptarse a unas determinadas condiciones. En cuanto a efectos técnicos estos exhiben multitud de condiciones, desde climáticos hasta luces y sombras bien trabajadas.

Una más que digna celebración de su vigésimo aniversario.

Su banda sonora continúa en la línea de la serie, proporcionando una variedad de temas con gran carga épica y que animan a meterse en el ring de combate. Estos han sido compuestos por instrumentaciones clásicas y con todo tipo de ritmos, unas más pausadas y sosegadas y otras que activan la adrenalina para introducirse en una encarnizada lucha. Cómo es habitual, Bandai Namco nos proporciona la libertad de elegir el doblaje, teniendo unas voces tanto en inglés cómo en japonés, siendo mucho mejores esta segunda selección.

Un completo homenaje por su vigésimo aniversario

SoulCalibur VI ya se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC y nos proporciona una gratificante experiencia de combate tras muchos años de ausencia. Era una franquicia que echábamos de menos y que tras la aparición de su quinta entrega y su despropósito en el free-to-play ha vuelto dando lo que todos los fanáticos esperaban. Es una auténtica delicia jugarlo de manera local e individual gracias a sus modalidad arcade y aventura, además de su gran online. Su editor de personajes es otra de las partes más destacables y que satisfará a los más creativos. Si eres un amante de la saga y los juegos de lucha, SoulCalibur VI es una compra más que aconsejable.

Lo mejor:

  • Múltiples modalidades de juego
  • Expande la historia de la saga
  • Su completo editor de personajes

Lo peor:

  • El azar tiene demasiada importancia en los combates
  • Personajes desequilibrados
  • El Soul Charge y Critical Edge, novedades sin mucho peso
8.4

Muy bueno

Historia - 8
Jugabilidad - 8.5
Gráficos - 8.75
Sonido - 8.5
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies