SEGA Ages: Out Run

Seguir
7.9

Notable

Los viejos rockeros nunca mueren, o al menos es un termino que podemos aplicar a los videojuegos más clásicos de la historia que regresan al catálogo de Nintendo Switch en este caso con una pequeña remasterización. Muchos recordarán sus partidas en salones recreativos al gran Out Run!, que hizo su debut en el año 1986 de la mano de Yü Suzuki. Este creativo es muy conocido por grandes entregas en SEGA, destacando de sobremanera algunas como Shenmue, Virtua Fighter, Virtua Cop ó Space Harrier ente muchas otras.

El clásico arcade de conducción debuta en Nintendo Switch.

Un clásico de la conducción arcade

Para aquellos que no pudieron disfrutar en su día de Out Run en la multitud de formatos en los que ha ido llegando, hoy es una buena oportunidad para conocerlo en estas líneas que dedicamos a un clásico de la conducción. Nintendo Switch es la plataforma que ejerce de maestra de ceremonias para traernos una entrega de conducción arcade realmente divertida, perfecta para partidas rápidas y que aprovecha de manera eficiente las capacidades técnicas del sistema híbrido de Nintendo. Este, guarda un gran parecido a lo que pudimos ver en el año 2015 con SEGA 3D Classics que trae la esencia del original pero con cambios cómo adaptarlo a una resolución mayor y al uso de los Joy-Con.

La mecánica de juego ofrecida por Out Run es muy sencilla, más tratándose de una entrega procedente de finales de la década de los 80 en la que las experiencias más accesibles y con pocos botones que utilizar estaban a la órden del día. Todavía hoy podemos continuar viéndolo, pulsando un único comando para acelerar y teniendo el stick para ir desplazándonos de un lugar a otro. A lomos de uno de los cinco coches disponibles en fase, entre los que encontramos el Volkswagen Beetle, el Chevrolet Corvette, el Porsche 911 y el BMW 325i Cabriolet E30, además de un camión, uno por cada nivel. Conforme estos se desplacen por la carretera habrá que ir haciendo frente de bifurcaciones, movimientos más precisos y sobretodo llegar lo más rápido a la meta y batir tu propio récord.

Explora entornos y descubre sus caminos secretos.

Novedades en la jugabilidad

Una de las principales gracias de su jugabilidad reside en que la pista no es completamente lineal, teniendo un punto de comienzo y otro de llegada, sino que esconde varios caminos que hacen que te enfrentes a distintos trayectos con mayor o menos complicación. A lo largo de estas cinco fases existen cinco caminos dentro de cada una e incorpora un componente más estratégico con el que investigar, poner a prueba que llegada es la más satisfactoria y rápida y pulir tus tiempos. Algo muy divertido y que toma prestado de la edición de Nintendo 3DS es el hecho de que dependiendo del tiempo o la ruta elegida habrá un final distinto en la escena, por lo que descubrirlos todos es otro de los alicientes.

Si descubrimos los suficientes, se desbloqueará una actualización o mejora para el coche, dotándolo de una velocidad máxima mejorada, mayor aceleración, un agarre más estable en las curvas o mayor fuerza para esquivar o golpear a los vehículos rivales e incluso el cambio de color en el coche. Estas pueden o no introducirse, por lo que si buscas una experiencia más sencilla y agradable aconsejamos que las actives, si eres un mayor fan de lo reto instamos a que las desactives. Esto no hace más que acercar y mucho más el título a todo tipo de jugadores. Debemos de hacer hincapié también a las cuatro pistas nuevas, tomando algunas prestadas de su versión de Nintendo 3DS. Otras parten desde localizaciones de las principales y dan entornos geniales y dignos de los desarrolladores originales.

Un gran título que llevar a cualquier parte gracias a las capacidades técnicas del sistema híbrido.

Los principales cambios y más representativos los apreciamos en lo técnico, viendo como Out Run ha pasado a tener unos colores mucho más vivos y vistosos. La desarrolladora ha conseguido un título con un movimiento de 60 frames por segundo, con gran fluidez y sin apenas bajones en el rendimiento durante las partidas. Se ha adaptado la experiencia a pantallas panorámicas, esto no se resiente en cuanto a la calidad técnica, no se achata con esta resolucón a 16:9 (puesto que la original era a 4:3). Las icónicas pistas y sus obstáculo continúan intactas, guardando el aspecto original que hará las delicias de aquellos que lo jugaron en la década de los ochenta. En lo que respecta a su sonido contamos con su banda sonora original, con la que disfrutar de temas clásicos cargados de mucha marcha y ritmo.

Out Run regresa a Nintendo Switch

SEGA Ages: Out Run es un buen título que añade muchas de las funcionalidades que ya pudimos ver en Nintendo 3DS y que ahora llega a Nintendo Switch con más circuitos, mejoras técnicas y mucha personalización sobre los vehículos desbloqueables. Es una experiencia totalmente grata y divertida que hará las delicias de aquellos que disfrutaron los originales y a los que busquen algo diferente a la conducción de hoy en día.

Review realizada con una copia digital del juego proporcionada por Cosmocover.

Lo mejor:

  • Tan divertido como el original
  • Novedades respecto al original
  • Importantes y notables novedades técnicas

Lo peor:

  • No introduce las suficientes novedades
  • No supone un reto para los que jugaron el original
  • En lo sonoro no introduce novedades de peso
7.9

Notable

Historia - 7
Jugabilidad - 8
Gráficos - 8.5
Sonido - 8
22. Aficionada al manga/anime y los videojuegos. Amante del género FPS y las series de temática fantástica.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies