Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Offensive Combat: Redux!

Seguir
6.4

Bueno

Los videojuegos FPS reinan en el mundo de los videojuegos. Títulos como Battlefield, Call of Duty u Overwatch son los reyes del género y que aportan cosas muy parecidas pero diferentes al mismo tiempo. Hoy os hablamos de uno totalmente diferente, bajo el nombre de Offensive Combat: Redux!, permite disfrutar de contenidos parecidos a los que mencionábamos anteriormente pero de una manera irreverente y grosera, pero al mismo tiempo divertida.

Offensive Combat: Redux! es el título que nos centra hoy y en el que la violencia gratuita, llegando a tintes de gore, la obtención de numerosos objetos y personalización de armas son las principales características de lo nuevo de Three Gates AB y Slapshot Games, que se atreven con un juego gamberro y muy divertido.

Las animaciones de sus personajes son divertidas y cargadas de personalidad.

Diversas modalidades y muchos contenidos personalizables

Algo que llama la atención desde un primer momento son las infinitas combinaciones de personalización de las que se disponen, pudiendo variar la cabeza, el cuerpo, extremidades, manos o piernas. También el amplio abanico de vestimentas que pueden otorgarse a nuestro protagonista, desde una con un perrito caliente hasta otras en apoyo a Donald Trump, como la más curiosa. Podemos definir una skin totalmente única y todo ello de manera gratuita sin tener que pasar por caja.

En cuanto a modalidades de juego no se queda corto, ofreciendo hasta un total de cinco totalmente diferentes y en los que competir tanto con jugadores online como con la máquina. Tres de ellas son PvP, ofreciendo Deathmatch en el que acabar con el máximo número de enemigos y obtener la mayor puntuación de los jugadores de la partida, Deathmatch por equipos en el que hacer lo mismo pero en grupos y Captura la Bandera, en el que eliminar a todos los contrincantes mientras se porta esta durante el mayor número de segundos. El cuarto incorpora un multijugador local contra la máquina y definiendo los parámetros que deseemos y un último denominado como Exploración. Estos son variados, pero en cuestión de mapas no presume de ello, teniendo un total de seis que son algo pequeños y que no cuentan con excesivos detalles. A pesar de esto sí que han sido tematizados eficientemente, dándonos un pueblo plagado de alienígenas o un vasto campo de flores.

La interfaz es caótica y las armas ocupan una gran parte de la pantalla.

Los escenarios cuentan con elementos con los que interactuar

Aprovecharnos del entorno y conocerlos al detalle será algo que podremos agradecer en las sesiones de juego. Cada uno tiene diversos elementos interactivos como plataformas por las que saltar y escapar de los rivales así como recónditos lugares en los que esconderse y tender emboscadas, el único límite es tu imaginación. Tienen un estilo muy desenfadado y gamberro, pudiendo fijarnos en detalles que nos sacarán más de una carcajada durante la partida. El colorismo y estilo desenfadado serán los protagonistas dentro de los entornos, algo que han usado como técnica para no fijarnos en el poco trabajo que se ha realizado en sus texturas, siendo poco trabajadas y definidas.

Antes mencionábamos que incorpora una modalidad con la que competir contra la inteligencia artificial y que al mismo tiempo actúa cómo tutorial en el que hacernos con los controles y las principales modalidades de juego. El problema llega en que las CPU no hacen honor a su nombre y cuentan con una dificultad simple y que no supondrán un reto enfrentarnos a ello, algo que es bueno para hacernos con el título pero que por contra no desafiarán ni nos llevarán al límite. La máquina se limitará a disparar cuando nos veamos pero sin definir una estrategia concreta, de hecho habrá ocasiones en las que nos cruzaremos con ésta y no sólo no nos disparará sino que ni se dará cuenta de que estamos cerca de ella.

La personalización puede dar gran cantidad de skins únicas.

Una comunidad con poca afluencia de jugadores

Entrando en términos jugables en cuando a modos PvP, Offensive Combat: Redux cambia por completo. Los combates contra otros usuarios están definidos en su mayoría por el tiempo, por lo que habrá que obtener puntos mediante muertes o capturando la bandera durante estos lapsos. Uno de los principales problemas llega en el matchmaking, que no logra encontrar jugadores dada la baja afluencia de usuarios y que hará prácticamente imposible disputar algunos modos, como Captura la bandera. Esto es sólo el inicio de una gran cantidad de problemas y uno de los más destacables es el balanceo de equipos, dando situaciones en las que se podrán ver equipos compuestos por varios jugadores contra otro que tiene uno o ninguno, errores que no deben de ser consentidos y más en un título enfocado al online. Algo que sí ha sido definido correctamente son las colisiones en cuanto a daño producido por el usuario, dando unas zonas de impacto en las que se acusa mayor pérdida de vida que otras. También cambia dependiendo del tipo de arma, siendo más productivo un disparo con un rifle de francotirador que el de un arma corta, por ejemplo. Las armas cuerpo a cuerpo son otras de las que se introducen en Offensive Combat: Redux! pero incomprensiblemente no se ha incluído una modalidad con la que hacer un uso exclusivo de estas. Conforme usemos estas, ya sean de fuego o melee, podrán irse mejorando, reduciendo el tiempo de recarga o dotándolas de mayor capacidad.

Los modelados de las armas son realistas pero es flagrante ver que muchas de ellas ocupan más de la mitad de la pantalla, haciendo que tu campo de visión sea mucho menor y por consiguiente no detectes a los rivales de una manera eficiente. Al ser disparadas realizan unos efectos sonoros realistas pero siendo estos elegidos de las típicas librerías gratuitas que encontramos por internet, siendo pobres y de dudosa calidad. Escuchar no sólo los sonidos emitidos por nosotros sino por el propio rival hacen que acabes desquiciado de escucharlos una y otra vez. Algo que resulta muy divertido son las burlas y movimientos que realiza cada personaje, dando animaciones cargadas de humor y personalidad.

Mucho contenido pero poca afluencia de jugadores.

Buenas intenciones pero mal explotadas

Offensive: Combat Redux! nos da una de cal y otra de arena. Es un videojuego free-to-play que puede ser jugado por cualquier tipo de jugador, dándonos la posibilidad de enfrentarnos tanto a la máquina cómo a jugadores de todo el mundo. Dispone de multitud de modalidades de juego pero éstas no han sido lo suficientemente explotadas, asimismo, las armas son pocas y no muy variopintas, pero cumplen. La escasa comunidad de jugadores y errores en el balanceo de equipos lo dejan como un título al que le queda mucho trabajo por delante y del que habrá que permanecer atentos a próximas actualizaciones.

Lo mejor:

  • Animaciones cargadas de humor y personalidad
  • Las diversas combinaciones de personalización
  • Numerosos modos de juego

Lo peor:

  • Poca afluencia de jugadores
  • Interfaz caótica y mal diseñada
  • Inteligencia artificial muy simplificada
6.4

Bueno

Historia - 6.5
Jugabilidad - 6.5
Gráficos - 7
Sonido - 5.5
27 inviernos. 23 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies