Obduction

Seguir
7.8

Notable

Cyan nos trae una experiencia diferente, un juego en el que no deberemos de derrotar a todos los enemigos que salgan por pantalla o salvar al mundo de un peligro inminente. Un género que se encuentra en auge son las novelas virtual, con juegos como Firewatch o Everybody Gones to the Rapture se ha dado el pistoletazo de salida a un estilo jugable en el que disfrutar de una historia, dejándonos llevar y resolviendo puzzles o situaciones morales.

Pero un juego que creó escuela en referencia al género fue Myst, curiosamente creado por este mismo desarrollador, y que causó escuela en PC en la década de los noventa. La industria del videojuego es cambiante y se encuentra en constante actualización y hoy nos centramos en el regreso de Cyan al mundo de los videojuegos con Obduction, una secuela espiritual de lo visto en este título y que no solo proporciona algo nuevo de un género, distinto y que trae una historia con una intensa carga narrativa.

La exploración y los puzzles son los protagonistas de Obduction.

Un mundo apocalíptico repleto de puzzles

Al inicio del título no entenderemos prácticamente nada, nos pondremos en el papel de un personaje que no sabe como ha llegado a un universo totalmente devastado, invadidido aparentemente por una tecnología extraterrestre y en la que la población ha desaparecido. No conocemos mucho más hasta el paso de las horas de juego, en las que descubriremos que tras una misteriosa luz asoló este planeta convirtiéndolo en una cúpula que mantiene la atmósfera y características de la Tierra, pero en la que no sabemos qué es lo uqe ha ocurrido. Dentro de esta comprenderemos que es una especie de prisión pero, ¿por qué estamos allí y como hemos llegado? Esas son las preguntas y muchos más cabos que deberás resolver.

Como buena novela interactiva su argumento nos centra mucho en la intensa carga narrativa y en conocer a los personajes. Durante nuestros primeros momentos en Obduction podremos ir sabiendo más de este lugar a través de unos hologramas en los que se habla de una ciudad perfecta, con las comodidades necesarias para todos sus habitantes, pero lo que ven nuestros ojos es algo totalmente distinto y se resume en un yermo en el que la civilización es inexistente. Este es el primer aspecto a tener en cuenta en el título, si no eres un jugador al que le guste sumergirse y dejarse llevar, Obduction no logrará captar tu interés.

Una fuerte apuesta por los puzzles

Un maravilloso mundo que se encuentra devastado.

El segundo punto importante es su fuerte apuesta por los puzzles. La aventura no es nada lineal y deberemos de ir resolviendo los rompecabezas visitando distintas zonas del mundo. Esto no va guiado de ninguna manera, por lo que podremos empezar la aventura con un puzzle y posteriormente visitar de nuevo es zona para concluir el trabajo que comenzamos en nuestros primeros pasos. El mundo de Obduction es un puzzle gigante, que se va componiendo en otros más pequeños y en el que habrá que ir uniendo piezas poco a poco. Investigar cada escenario al milímetro, fijarnos en cada uno de los detalles e interactuar con objetos son las claves, por lo que esto se asemeja a una aventura gráfica de corte tradicional. Cada lugar esconde algo que pueda servirnos ya para obtener información o conseguir avanzar en un puzzle.

El título premia a los usuarios más observadores y que investiguen. Dentro de los escenarios encontramos esparcidos una serie de pistas en forma de cartas, documentos o grabaciones, muchas de estas son muy importantes para conocer más detalles de la historia mientras que otras simplemente se limitan a contarnos curiosidades o darnos pistas. En un inicio nos encontraremos con un mundo encerrado bajo una cúpula pero poco a poco descubriremos mecánicas que lo harán más rico y variado como salir de la cúpula o el uso de vagonetas.

Mejor con realidad virtual

Obduction se encuentra plagado de vías en las que deberemos de utilizar una vagoneta que viene equipada junto con un poderoso láser de color azul con el que destruir superficies y torretas que evitan que podamos acceder a otros lugares. Esta mecánica es muy inteligente y compleja ya que hay que interactuar con una serie de palancas para cambiar la dirección, variar el camino y permitirnos apuntarlo de una manera correcta. El segundo punto viene tras la destrucción de la cúpula podremos ir moviéndonos de un universo a otro, trayendo lugares diferentes y entre los que habrá que alternar para llegar a zonas que aparentemente parecen imposibles.

Una importante carga narrativa.

Esta experiencia puede ser disfrutada tanto con jugabilidad tradicional como con la realidad virtual, dándonos una experiencia mucho más inmersiva y capaz de transmitir algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Oculus Rift, HTC Vive y PlayStation VR son los dispositivos compatibles.

Caídas de frames en este mundo abierto

Los amplios escenarios y variados en detalles son dos de las características más importantes de Obduction en cuanto a sus aspectos técnicos. Creemos que se ha realizado un buen trabajo en cuanto a la ambientación, transmitiendo una sensación de vacío, de existencialismo y de creación de una sociedad tras una catástrofe. Creemos que muchos de los elementos con los que se interactúan están demasiado escondidos y esto puede suponer un problema para aquellos menos acostumbrados a la exploración. Los personajes de los hologramas están muy conseguidos, consistiendo en grabaciones de actores reales y con unas actuaciones convincentes. Un punto negativo llega en la versión para PlayStation 4 que tiene caídas de frames constantes y que no se mantiene a 60 imáganes por segundo, cayendo a 30 en muchos momentos o generando parones bruscos.

La banda sonora que nos ofrece Obduction proporciona una atmósfera relajada, de soledad y sobretodo existencialismo. Melodías a piano de gran corte sentimental y que son escuchadas en los momentos más importantes del título, como la resolución de un puzzle o el descubrimiento de un lugar nuevo. El juego llega completamente doblado al inglés pero cuenta con textos de pantalla en castellano cuyo resultado no ha sido del todo bien realizado, teniendo algunas frases que ni siquiera han sido traducidas a nuestro idioma.

La inmersión con realidad virtual es muy interesante.

Cuando historia y puzzles se unen

Obduction se une a la larga lista de novelas interactivas que campan a sus anchas en los servicios de descarga digital. Los creadores de Myst han sabido crear un universo distinto, lleno de elementos con los que interactuar, puzzles de gran dificultad y una carga narrativa muy importante. Es un juego que te encanta o lo odias, por lo que te aconsejamos que conozcas nuestras impresiones y si te sientes identificado o entusiasmado por lo que has leído, te hagas con él, proporciona muchas horas de juego y sus rompecabezas son un auténtico desafío.

Hemos analizado Obduction gracias a un código descargable proporcionado por Cyan

Lo mejor:

  • Historia con gran carga narrativa
  • Entornos interactivos y llenos de detalles
  • Puzzles muy ingeniosos

Lo peor:

  • Al principio podemos sentirnos perdidos
  • Caídas de frames y parones
  • Tiempos de carga extensos
7.8

Notable

Historia - 8
Jugabilidad - 9
Gráficos - 7
Sonido - 7
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies