Nubla 2 – M, la ciudad en el centro del mundo

Seguir
6.3

Bueno

Gammera Nest junto al museo Thyssen-Bornemisza vuelven a traernos un nuevo capítulo de Nubla tras tres años de ausencia. Esta curiosa fusión de arte y videojuego llega nuevamente tras la colaboración junto al programa PlayStation Talents, que cómo bien sabréis es una lanzadera que permite a estudios de menor calado y presupuesto poder sacar adelante sus proyectos en consolas PlayStation. En el pasado 2015 este mismo estudio debutó con la primera de las entregas, con una aventura en la que aprender arte, sencillos puzzles y breves fases de plataformas en las que descubrir muchos de los cuadros que se esconden en el conocido museo.

En busca de M, la ciudad en el centro del mundo.

Arte y videojuegos se unen

Nuevamente encontramos Nubla bajo su segundo capítulo, Nubla 2. M, la ciudad en el centro del mundo, una entrega que ha querido llevar algo más lejos lo visto años atrás y siendo mucho más ambiciosa en muchos de sus aspectos. Contamos ahora con un videojuego con una duración mucho mayor, en la que su historia se intensifica con una mayor cantidad de personajes, escenarios y corrientes artísticas que se funden en un conjunto único. La premisa a priori parece exquisita pero a la hora de la verdad vemos como la presencia de múltiples bugs y errores de programación al igual que la repetitividad y lo ilógico de algunas de sus cosas hacen que sea un juego agradable, pero no indispensable.

La historia sí que ha sido extendida más allá, proporcionándonos la oportunidad de sumergirnos en múltiples corrientes artísticas como el Romanticismo, el Barroco, Renacimiento y pasando a otras más desconocidas como la pintura norteamericana del siglo XIX y las Vanguardias Rusas. Todas ellas quedan representadas mediante cuadros y que envuelven los escenarios que iremos recorriendo a lo largo de nuestra aventura. Se ha tenido en cuenta cada centímetro de los cuadros originales, trasladándonos de una forma más que eficiente a lugares mágicos, cargados de sentimentalismo y sobretodo con muchísima vitalidad. Esto es parte de la magia que tiene el segundo capítulo de Nubla y que es ofrecido de forma más que eficiente en el argumento.

Múltiples corrientes artísticas se unen en el título.

Una mezcla de point-and-click y puzzles

Este se ha visto extendido hacia un nuevo horizonte y trayendo muchos más personajes y situaciones, sin caer en tópicos aunque en ocasiones pecando de ser algo predecible y teniendo momentos con algún que otro sinsentido. A lo largo de la aventura habrá que recorrer un sinfín de lugares hasta llegada a la ciudad de M, localizada en el centro del mundo y en donde se puede recuperar toda la memoria y creatividad de este universo, la cual había sido perdida. M es un lugar auténticamente viva en el que habitan muchos artistas que han olvidado muchos de sus recuerdos. El objetivo principal es descubrir que está ocurriendo y ayudar a un grupo de mujeres artistas que quieren descubrir qué hay detrás de estas importantes pérdidas.

Si por algo destaca la jugabilidad es por el cambio en su planteamiento, pasando de manejar un único personaje a dos en la pantalla al mismo tiempo. Ambos son dirigidos a través con el DualShock 4 junto a los dos sticks, uno perteneciente a cada uno de los personajes, desplazándolos por el mapeado de una manera sencilla. En un primer contacto con el título experimentamos numerosos problemas dado que uno de los sticks no interactuaba correctamente, cosa que quedó solventada a través de una actualización. En esta ocasión tomaremos el papel de un humano que se ha visto sumergido en este mundo, el cual podemos decidir si su sexo es masculino o femenino, siendo acompañado además de un Ismo, una mágica criatura que representa a una corriente artística y que tiene habilidades únicas.

Los bugs lastran un poco la experiencia de juego.

Numerosos bugs, eficiente en lo técnico

En el prólogo podemos utilizarlos a todos, comprobando todas las características que tienen. Levitación, invisibilidad o disminuir de tamaño, estas son algunas de las más destacables y que únicamente saborearemos en los primeros minutos de juego, posteriormente se nos obligará a elegir entre una de ellas para acompañarnos en el resto de la aventura. Es algo que no nos ha terminado de gustar dado que hubiéramos deseado tener todos Ismos a disposición e ir interactuando con ellos en los puzzles. A pesar de ello, el desarrollo de estos es bastante lógico y permite ser resuelto con un Ismo y el personaje protagonista. Estos fusionan partes de plataformas y sencillas mecánicas cómo arrastrar cajas para impactar contra interruptores o crear escaleras con las que ascender a zonas que aparentemente inaccesibles. Esto resume completamente la primera parte del juego, convirtiéndose en cuestión de un momento en algo totalmente distinto.

La premisa del título es un juego de plataformas y puzzles pero repentinamente cambia y sus últimas horas se convierten en una aventura de corte point-and-click en la que ir de un lugar a otro, intercambiar objetos por otros, combinarlos o cederlos a los personajes que correspondan. Esta parte se vuelve realmente repetitiva e incluso aburrida, sumado a los diálogos excesivamente largos y parafraseados. Una combinación de los puzzles y la entrega de objetos a personajes, siendo más equilibrada, habría sido algo que sería más lógico y entretenido, de esta forma termina como una labor algo aburrida. En momentos contados de la aventura se encuentran fases en las que huir e incluso esconderse o camuflarse, son fases muy puntuales y que en algunas ocasiones carecen de lógica.

Una aventura que queda abierta para una tercera entrega.

En lo visual debemos de decir que Nubla 2. M, la ciudad en el centro del mundo ha mejorado mucho lo visto en su anterior entrega, trayendo un aspecto artístico exquisito y que transmite toda la esencia de las corrientes que se representan en sus cuadros. Los escenarios son una auténtica maravilla, plagados de detalles en los que fijarse. Los diseños de los personajes beben de lo mismo, contando con una gran personalidad y carisma. En cuanto a animaciones, estas son excesivamente simples pero cumplen. En lo sonoro hemos de decir que su banda sonora pasa desapercibida pero obedeciendo a lo que debe dedicarse, acompañar y ambientar con instrumentaciones clásicas y sosegadas.

Un juego enfocado a los amantes del arte

Nubla 2. M, la ciudad en el centro del mundo es un juego con una buena premisa pero que acaba volviéndose repetitivo con el paso de las horas. La opción de poder jugar con dos personajes al mismo tiempo abre nuevas posibilidades, aunque estas solo son vistas en la primera hora de juego, pasando a un título totalmente distinto y de corte point-and-click. Los bugs en sus colisiones y controles lastran un poco un control que prometía. Si eres un amante del arte y los puzzles, te aconsejamos su compra.

Review realizada con una copia digital del juego proporcionada por Sony.

Lo mejor:

  • Educativo e interesante
  • Múltiples puzzles y pruebas que realizar
  • La opción de manejar dos personajes al mismo tiempo

Lo peor:

  • Bugs recurrentes
  • La mecánica point-and-click lo hace aburrido
  • Duración escasa
6.3

Bueno

Historia - 6
Jugabilidad - 5.75
Gráficos - 7
Sonido - 6.25
22. Aficionada al manga/anime y los videojuegos. Amante del género FPS y las series de temática fantástica.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies