My Hero: One’s Justice

Seguir
7.3

Notable

El mundo del anime, videojuegos basados en estas producciones japonesas y todo lo que rodea al territorio nipón es algo que se ha ido abriendo paso despacito y con buena letra en España, sobretodo en videojuegos a Bandai Namco, trayendo títulos basados en populares anime. Una de las cosas que más nos ha llamado la atención no es sólo el mimo con el que las ha traído, siempre primando el traslado de estas al viejo continente, lo más fieles posibles y queriendo contentar a sus clientes más importantes. Hoy nos llega otra de esas interesantes producciones, que si bien son conocidas por un sector muy pequeño de usuarios, también puede ser disfrutado por todos de una manera muy amena. Un sencillo juego de lucha, con buenas mecánicas jugables y sencillez a la hora de jugar son las principales bases sobre las que se asienta My Hero One’s Justice y del que os contamos todos sus detalles.

Uno de los primeros detalles que queremos recalcar es la colaboración que ha tenido Bandai Namco a la hora de llevar el desarrollo, colaborando conjuntamente con el estudio Byking, desarrolladores que conocen muy bien el género y que han llevado sus influencias a este mundo de anime hecho videojuego. Estos han estado ligados en los últimos años a las recreativas que se comercializan en el país nipón, amén de otras producciones como Magicians Dead o el conocido juego online Rise of Incarnates. Durante este año han trabajado en otras producciones, pero la que nos centra llega a PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC para el deleite de los aficionados más otaku de estas plataformas.

La academia esconde a un variopinto grupo de personajes.

Combates tridimensionales con toda la esencia de la serie

Su historia argumental nos traslada a un momento concreto que se localiza entre la segunda y tercera temporada, rememorando varios de los acontecimientos más interesantes de la serie. Esto no sólo agradará a los que ya conocen la trama sino que proporciona la posibilidad a los recién llegados a My Hero Academia (Boku no Hero en Japón) a introducirse a algunos de los detalles más interesantes de la serie sin recibir excesivos spoilers. Los fans, por otra parte, tienen la posibilidad de rememorar aquellos combates más importantes y trascendentales y ser los protagonistas de ellos. Por si no había quedado claro, nos encontramos ante un título de lucha con todas las de la ley, siendo estos completamente en tres dimensiones y recordándonos, guardando las diferencias, a lo que no espera con Jump Force.

El argumento gira alrededor de un personaje clave, Izuku Midoriya, un joven que habita en una sociedad en la que lo habitual es tener poderosos inimaginables, los cuales él no tiene inicialmente. Algo que es completamente del revés a lo que nos tiene acostumbrados todos os guionistas fue ilustrado y creado de manera eficiente por Kohei Horikoshi. Continuando con el hilo de la historia, este un día verá como su camino se cruza con All Might, uno de sus héroes favoritos que esconde un secreto tras de sí. Este no sólo quiere convertirse en él, sino que quiere entrar en la academia U.A a la que accederá con la condición de heredar los poderes de este. Esto le abrirá las puertas no sólo a convertirse en un auténtico héroe, si no a conocer a nuevos amigos y personajes como son los casos de Katsuki, Tenya u Ochako entre otros. A grandes rasgos esta es la trama de la serie, pero curiosamente el juego nos centra en se segunda y tercera temporada, donde deberán de dar caza a Stain entre otros hechos.

Combates tridimensionales y cargados de acción.

Superpoderes y combates muy ágiles

Uno de los puntos más interesantes del título lo encontramos en el traslado de los combates, la acción y descargas de adrenalina del anime y manga han sido trasladados de manera eficiente al título, aunque con algunos “peros”. Es cierto que la desarrolladora ha querido seguir los pasos de exponentes claros que arrasan en el género, como las producciones de Cyberconnect2 con la saga Naruto destacando entre sus influencias. La miga del título la encontramos dentro de su modo historia, en el que en primer lugar encontraremos un extenso tutorial que nos irá acompañando en nuestros primeros pasos como héroe y en el que nos enseñará de manera eficiente las mecánicas más interesantes e importantes para poder hacerse con los controles. Un punto interesante en la modalidad principal es que una vez la terminemos tiene contenido posterior al final, pudiendo ver la historia desde el punto de vista de los enemigos, descubriendo otros detalles interesantes. Acabar con ella no lleva demasiado tiempo, podríamos decir que se hace muy corta y que podría haberse extendido más o incluso cubrir los hechos desde sus inicios.

Entrando en lo que rodea a los personajes, debemos de destacar que se tienen alrededor de dos decenas y estos son completamente distintos entre ellos, contando cada uno de habilidades y movimientos propios gracias a sus superpoderes. Los estilos de combate de cada uno de ellos también varían entre sí, gozando de combinaciones de ataques a distancia o más físicos, además de proporcionar unos movimientos más ágiles o en su defecto más toscos. A pesar de haber mencionado estas premisas con unos personajes de lo más variados, hemos de decir que le resta bastante a la experiencia la poca profundidad que ofrece su sistema de combate, resumiéndose en pocas habilidades disponibles por cada uno de ellos e incorporando un potente ataque final denominado cómo Ultra Plus. Este sí es distinto en cada personaje, viendo reflejadas las habilidades de la serie en las encarnizadas luchas.

La esencia del manga y el anime permanece intacta.

Influencias de grandes del género de la lucha

Los combates gozan de gran frenetismo, bebiendo cómo ya decíamos anteriormente de los juegos desarollados por Cyberconnect. La velocidad de estos, desplazarse en tres dimensiones por ellos, esquivando al mismo tiempo todo tipo de proyectiles o los ataques del enemigo son sin duda los elementos que definen My Hero: One’s Justice. Como decíamos anteriormente, los superpoderes cobran un gran protagonismo en la partida, recomendando guardarlos hasta los momentos más críticos o siendo el detonante para una victoria. Algo que resulta muy interesante son los dos estilos de control que se ofrece, pudiendo varias entre habilidades automáticas y manuales, algo que recuerda a los títulos de antaño y que dentro de esta segunda beneficia a aquellos que se esfuercen en aprender las combinaciones de botones. Por la parte de los que se decanten por el modo automático, tendrán los ataques finales de una manera más simple pero menos recompensa con los combos. Algo que hace muy justa la experiencia de lucha y que nivela las fuerzas de los usuarios que no saben jugar y opten por el automático como los que sí saben.

Las habilidades de combate no sólo pueden ser perfeccionadas en el modo historia, sino que incorpora además una modalidad de misiones en la que luchar con diferentes personajes en distintas condiciones, escenarios y con una dificultad que irá creciendo a medida que avance la historia. Esta ha sido establecida de manera eficiente, aunque echamos de menos que algunos combates sean algo más difíciles. A pesar de que el juego no es un camino de rosas para completar, cumple en este sentido no siendo un reto, pero si entreteniendo y obligando a mejorar. Eso sí, uno de los hándicap dentro de esta modalidad es la salud, conservándose de combate en combate, dificultando algo más la partida. Eso sí, debemos de destacar que a medida que se vaya venciendo en las misiones se aumentará la experiencia, ofreciendo un sinfín de beneficios.

Un modo aventura con dos caminos.

Personalización y guiños a la serie

La personalización es algo limitada en My Hero One’s Justice. Esperábamos que tuviera alguna forma de personalizar sus habilidades o que dispusiera de slots para esto, pero únicamente contamos con personalizaciones de sus trajes y voces. Estas las obtenemos con la moneda del juego y que obtenemos al final de los combates, pudiendo cambiarla en la tienda por accesorios alternativos, atuendos y frases, en este caso completamente en japonés. Los trajes que obtenemos son excesivamente limitados, únicamente permitiendo desbloquear alrededor de media docena por avatar. Esto proporciona un aspecto de profundidad al título y premiando a aquellos que hayan dedicado más horas, pudiendo desbloquear aunque poco, interesantes contenidos. Además de estos atuendos, se tienen algunas referencias a personajes que han quedado fuera del plantel y que se muestran en forma de accesorios. Para completar esta experiencia encontramos la presencia de un modo en línea en el que competir con jugadores de todo el mundo. Podemos crear nuestras propias salas que podemos incluso proteger con contraseña para jugar con amigos, competir en partidas clasificatorias o únicamente por diversión. En todos estos casos encontramos un código online impecable, con un matchmaking que encuentra rivales rápidamente y que proporciona partidas fluidas.

Técnicamente encontramos un conjunto muy parecido al que Bandai Namco y sus títulos nos tienen acostumbrados. Juegos que apuestan por la técnica del cel-shading, con entornos y personajes coloristas y muy llamativos. En primer lugar hablaremos de los entornos, que gozan de una gran amplitud y que benefician mucho al combate tridimensional, aunque estos pecan de encontrarse vacíos y no tener excesivos elementos con lo que interactuar. Los personajes han sido muy bien integrados dentro del título y no pierden ni un ápice de su personalidad, contando por ejemplo con su doblaje original al japonés en la versión europea. Sus animaciones son calcadas a los movimientos que realizan en el anime, lo que hace que la experiencia sea aún mejor. Su banda sonora se compone de numerosos temas que comprenden desde algunas canciones que guardamos con buen recuerdo de la serie hasta a otros que son reinterpretaciones de los ya escuchados.

Un juego muy recomendable para los aficionados al manga y anime.

Muy entretenido tanto en local como online

Esto es todo lo que nos ofrece My Hero One’s Justice. Es una buena adaptación del anime My Hero Academia (Boku no Hero) aunque con algunos “peros”, como decíamos al inicio del análisis. Se trata un arco de la historia muy actual, algo que pocos jugadores conocerán y hubiera sido más acertado acercar al público europeo la historia desde el inicio. Este es mostrado de una manera eficiente y a través de dos formas de ver su trama argumental. La personalización de los personajes es escasa, pero sí incorpora guiños para los más fanáticos. Su sistema de combate cumple y otorga una buena profundidad, premiando sobretodo a aquellos que se esfuercen en aprender los combos. Es un título muy aconsejable para todos aquellos que disfrutan de la serie de animación y quieran revivir la historia de esta academia, no les decepcionará y proporcionará muchas horas de juego.

Lo mejor:

  • Multitud de contenidos jugables
  • La personalización sobre los personajes
  • Las múltiples posibilidades de su modo online

Lo peor:

  • No comienza la historia desde su inicio
  • Varios personajes de la serie se quedan fuera del plantel
  • Algunos personajes se encuentran algo vacíos
7.3

Notable

Historia - 7
Jugabilidad - 7.5
Gráficos - 7.75
Sonido - 7
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies