God of War

Seguir
9.4

Sobresaliente

Uno de los videojuegos más esperados de los últimos tiempos ya está entre nosotros. El regreso de Kratos, Dios de la guerra con God of War para PlayStation 4 era una cosa que iba a ser cuestión de tiempo, pero no a los niveles en los que nos hemos expuesto. Esto más que una secuela o un reboot, es el culmen a una carrera, a la de Cory Barlog, que ha demostrado que con mucho trabajo y trayendo lo que gusta a un sector de jugadores, que parece ser se va perdiendo, se pueden conseguir cosas como estas. El mundo abierto es algo que está muy de moda pero también es cierto que los desarrolladores no deben de olvidar los juegos lineales, algo que muchos usuarios terminan agradeciendo.

No vamos a adelantarnos dado que no nos encontramos ni a la mitad del año, pero God of War es un más que serio candidato para convertirse en el mejor juego de 2018, con permiso de otros que están por llegar como pueden serlo Red Dead Redemption 2, Shadow of the Tomb Raider o Spider-Man de Insomniac Games. Sea como fuere, Kratos y Atreus han puesto el listón muy alto y en las próximas líneas os contamos por qué.

Kratos y Atreus emprenden una gran aventura.

Padre e hijo en una misión muy importante

En primer lugar, para aquellos que no hayan estado excesivamente ligados a las noticias durante estos últimos meses o no conozcan God of War, diremos que este título se aleja de la estética griega y espartana y nos traslada a una atmósfera fría y nórdica. Es algo que era necesario, un cambio de aires que le ha venido muy bien a Kratos, trayendo una experiencia de juego diferente también en lo que respecta a su jugabilidad y en manera de transmitir la historia. Kratos y Atreus van a dar mucho que hablar, embarcándose en uno de los viajes más peligrosos de sus vdas y que encandilarán tanto a los fanáticos de la saga como a aquellos que se aventuren a probar por primera vez un título de la saga God of War.

Su argumento nos traslada a las propias carnes de Kratos y su hijo Atreus, dos personajes que viven recluidos y que intentan encauzar sus vidas en condiciones precarias y rodeados de la naturaleza y numerosos peligros. Kratos únicamente busca vivir en tranquilidad y olvidar su pasado, que no deja de atormentarle. Haber intentado emular las azañas dignas de los dioses, arrebatar la vida a una gran cantidad de personas y criaturas y haber hecho cosas no muy éticas, hacen que nuestro protagonista decida retirarse a un lejano lugar para reflexionar y vivir. Esta paz que rodea al protagonista concluye con una misión que debe de realizar junto a su hijo Atreus, de esparcir las cenizas de su difunta mujer en una de las montañas más altas de este extenso mundo, siendo una tarea aparentemente sencilla pero que las criaturas del universo que habitamos y los dioses no querrán que realicemos.

La unión entre ambos personajes hace la fuerza.

Conocimiento y experiencia entre generaciones

La narrativa es uno de los puntos en los que más carne en el asador se ha puesto, en el sentido de que contamos con un título que tiene una forma de contar la historia muy personal, madura y sentida. En todo momento sentiremos como empatizamos con Kratos y Atreus, mostrando la cara y la cruz de la formación de un auténtico guerrero. Kratos es un luchador muy experimentado, que lleva la violencia en su sangre y que al mismo tiempo debe de enseñar a la siguiente generación de su familia todo lo que la vida le ha enseñado. La otra cara de la moneda la tenemos en Atreus, un joven que si bien cuenta con un carácter noble y valiente, tiene un mentor que le transmitirá todo, aunque fruto de su inexperiencia cometerá más de un error cuyas consecuencias darán lugar a numerosas misiones y objetivos. Es por cosas como esta que empatizaremos, veremos una madurez y desarrollo de Atreus así como una historia diferente a lo que la saga nos tiene acostumbrados.

Entrando más en la miga jugable, debemos de mencionar que con God of War obtenemos un cóctel de experiencias y estilos de juego, fusionadas en mecánicas que lo hacen muy variado y que han sido incorporadas de manera lógica, sin tener la sensación de que han sido metidos con calzador. Por poner un ejemplo, tenemos una aventura de acción en tercera persona con unos tintes muy parecidos a los que nos ofreció en su momento Uncharted, concretamente su cuarta entrega, que es la que más se asemeja a su cámara. La cámara detrás de prácticamente el hombro y poder moverla libremente es algo que hace más cómoda la experiencia y abre una visión más amplia para entrar en el combate. Un dato muy importante es que no estamos ante un juego abierto, ni tampoco excesivamente lineal, una aventura en la que dispondremos de puntos a los que dirigirnos pero al mismo tiempo ciertas zonas alternativas y que se alejan de las misiones relacionadas con la historia. No sólo se basa en completar y hacernos con el 100% del juego haciendo sus secundarias sino que dan rutas distintas con las que recopilar armas que nos harán más sencilla la partida.

La misión de Kratos y Atreus no será tarea sencilla.

Acción y rol en un mismo título

El sistema de combate ha sido uno de los elementos que más expectativas ha levantado y en parte no se ha perdido su esencia, pero por otra parte se han añadido otros ingredientes para aderezarlo y adaptarlo a la actual generación de consolas. Como bien decíamos, los tintes hack’n slash continúan encontrándose intactos pero por otro lado se añaden otros puntos interesantes, los toques de rol que permiten desarrollar y mejorar un arma, crear y combinar piezas de armadura o poder mejorarlas a través de un herrero. Estas son algunas de las novedades que tenemos en liza y que resultan ser un soplo de aire fresco. Los elementos roleros incorporan sistemas muy profundos, para permitir a los más minuciosos mejorar sus armamentos mientras que por otro lado tienen una parte más simple para aquellos que únicamente quieran combatir. Los combates son ágiles y cuyos controles no son muy complejos, lo que permite a todo tipo de usuarios reunirse en encarnizados combates contra todo tipo de enemigos.

Algo que muchos se preguntarán es, ¿y qué ocurre con Atreus? El no será un mero espectador en esta aventura y al igual que Kratos tendrá un papel muy importante, amén de un sinfín de características personalizables. Este dispone de numerosas habilidades con el arco, ayudándonos a debilitar enemigos en momentos decisivos así como ser un recurso útil en los momentos de exploración. Haciendo uso de uno de los botones podremos llamarle y darle una órden, lo que hará que ejecute una habilidad concreta para hacernos avanzar en la historia. Este debe de ir aprendiendo nuevas a lo largo del juego, lo que hará que podamos acceder a caminos y partes que anteriormente eran inaccesibles, recordándonos incluso a un metroidvania en tres dimensiones. Algo muy aconsejable durante tu partida en God of War será la de aumentar tanto las habilidades de Kratos como las de Atreus por igual, dado que forman un dúo que se complementa de manera muy eficiente.

Espectacular en lo técnico.

Lineal pero con mucho que explorar

Prueba y error serán dos conceptos que tendremos que tener grabados en la partida, ya que en muchas ocasiones experimentar con combinaciones de armaduras, de habilidades o armas pueden hacer que erremos estrepitosamente o logremos una victoria de manera muy fácil. Disponemos de varios de niveles de dificultad en la partida, variando la inteligencia artificial de los enemigos y el daño que nos producen sus ataques, pero también creemos que parte de este nivel es mitigado por el tiempo que dediquemos a explorar habilidades y combinaciones. Esto nos lleva a hablar también a la forma en que queremos jugar God of War, basándonos en esto podemos explorar estilos como cuerpo a cuerpo, con o sin escudos o aprovechándonos de su hacha.

Uno de los objetos más importantes que encontraremos será la presencia del hacha leviatán, el arma por antonomasia de Kratos y que podrá lanzar, atraer y acabar con infinidad de enemigos en cuestión de segundos. En cuanto a términos de duración, nos arriesgaríamos a decir que completar la aventura por primera vez nos llevará alrededor de 30 horas si no nos paramos a realizar misiones secundarias o descubrir los secretos que esconden los escenarios. Experiencia que si se ve incrementada de manera exponencial en el momento que nos paramos a hacer objetivos secundarios, explorar mejoras de armas y caminos.

Escenarios plagados de detalles y contenidos.

Técnicamente magistral

Técnicamente es espectacular, uno de los mejores títulos que tenemos la oportunidad de jugar en la actualidad en PlayStation 4 y aumentando esta experiencia racias a las características que nos ofrece PlayStation 4 Pro. Si se tiene la suerte de tener este último sistema se cuenta con la posibilidad de jugar en resolución 4K o en 1080p, pero eso sí, con un rendimiento gráfico mucho mayor. La tasa de imágenes no es fija, pudiendo elegir 30FPS o dar más velocidad, eligiendo la fluida que oscila entre los 50 y 60FPS. En cuanto a diseño de personajes, debemos destacar la gran labor en cuanto a la personalidad introducida en Kratos, llevándolo a una estética completamente distinta y teniendo esa gran presencia. Todos los elementos que nos rodean tienen una gran definición, desde los escenarios que incorporan una gran amplitud y están repletos de detalles hasta lo más pequeño e innecesario, que se verá de una manera fidedigna. Las animaciones son de lo más realistas, así como los movimientos que se realizan a gran velocidad pero dejan ver como se ha trabajado y con mucho mimo en su captura de movimientos. Por último, hablaremos de las mecánicas de partículas y fluidos, así como sus efectos de luz, muy realistas.

En cuanto a banda sonora y efectos sonoro el juego no se queda atrás. Primero hablaremos de su banda sonora, compuesta por Bear McCreary y que tiene una carrera muy dilatada en el cine y la televisión, poniendo música a grandes producciones como The Walking Dead, Outlander o videojuegos como Dark Void o Defiance. Todos los temas tienen una gran atmósfera nórdica, de carga sentimental y de crudeza, lo que nos hace meternos de lleno en la acción y adrenalina de sus combates. Igual de bueno es su doblaje al castellano, teniendo voces muy conocidas en el panorama multimedia español y que a más de uno le sonarán. Realizan unos grandes papeles e interpretaciones, que sumergen de lleno en la historia.

Una aventura que no debes perderte.

Un serio candidato a juego del año

God of War ya se encuentra disponible en PlayStation 4 y es un más que serio candidato para convertirse en el mejor juego del año 2018. Una aventura que se encuentra repleto de contenidos, con una gran cantidad de misiones tanto históricas como secundarias, al mismo tiempo que incorpora elementos de rol y exploración que alargan y de qué manera la experiencia de juego. Santa Monica Studio ha traído una aventura magistral, que todo poseedor de la consola de sobremesa de Sony debe de tener en su colección y que impactará tanto a jugadores experimentados como poco habituales en el género.

Lo mejor:

  • Gran cantidad de contenidos
  • Impresionante trabajo narrativo
  • Banda sonora soberbia

Lo peor:

  • Menos acción desenfrenada
  • Interfaz algo complicada en algunos puntos
  • Frames inestables en resolución 4K
9.4

Sobresaliente

Historia - 9
Jugabilidad - 9.5
Gráficos - 9.25
Sonido - 10
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies