Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Fallout 76

Seguir
6.8

Bueno

Fallout es una de las franquicias más deseadas por muchos de los jugadores en los últimos años. Tanto desea cómo apreciada por fanáticos y crítica, durante esta década se ha tenido una gran cantidad de entregas, comenzando justamente hace diez años con la vuelta de la saga con un importante giro de tuerca con Fallout 3. Todd Howard nos enseñaba en el E3 2018 cómo sería su regreso, apostando por un inmenso mundo abierto de la mano de Bethesda y en el que controlar prácticamente todos y cada uno de los aspectos de nuestro personaje. Medicarle para fulminar el dolor de cada zona de su cuerpo, impactar un balazo en cualquier parte del enemigo o tomar decisiones que cambien el rumbo de la historia.

Fue de una gran importancia este cambio dado que no sólo revolucionó a la saga, sino que marcó un antes y un después en la industria del videojuego. Muchas horas de juego, misiones principales y secundarias, personas y un avanzado sistema de decisiones fueron algunas de las características que maravillaron e hicieron a múltiples desarrolladoras introducir sus propias mecánicas. Poco tiempo después llegó una nueva entrega bajo el nombre de Fallout: New Vegas, otro capítulo más que bebía de las mecánicas vistas en Fallout 3 y que quería aprovechar el gran tirón. Un cambio muy importante fue que Bethesda no fue la encargada de llevar su desarrollo, trabajo que recae en este caso en Obsidian Entertainment, apostando por el continuísmo y alguna que otra mejora.

Una experiencia orientada al multijugador online.

Fallout: New Vegas fue muy querido por un sector y odiado por otros, por lo que se decidió dar un descanso a la franquicia y centrarse en otros proyectos cómo el revolucionario The Elder Scrolls V: Skyrim. En 2015 sí que vimos el regreso del juego que os hablamos en forma de su cuarto capítulo: Fallout 4. En esta ocasión no sólo Bethesda quiso innovar con mecánicas sino que quiso experimentar con algunos de los conceptos de moda que se encontraban por aquel entonces, cómo la gestión de recursos y construcción de asentamientos y pequeñas ciudades. Fue algo que le sentó bastante bien, aunque para algunos resultaba algo caótico y metido con calzador para un título que muchos pensaban concebido para el rol, la acción y elementos RPG para personalizar a nuestro personaje. Fallout 4 nos pareció un buen título y esperábamos impacientes a jugar Fallout 76, un título que se anunció en el E3 2018 y el cual os vamos a desgranar, prometiendo cambios muy importantes en la saga. Introduce variedad de mecánicas nuevas y que parecen no haber sido del agrado de la comunidad.

Bienvenido a una nueva experiencia Fallout

Con Fallout 76 llegamos a uno de los días más esperados por parte de los residentes de este selecto grupo de personajes que habitan en territorio subterráneo, la oportunidad de salir a la tierra de nuevo y reconquistar la superficie tras una serie de catástrofes nucleares. Es un argumento y una trama muy manida por parte de la desarrolladora y aunque en este caso se ha apostado por una profundidad argumental algo mayor gracias a los elementos MMO, no se da una gran cantidad de datos incesantes y nos centran en nosotros, nuestro personaje y la reconquista de la superficie. Por esto, los habitantes de Vaultec volverán a salir de nuevo a la superficie pero no en solitario, sino todos formando tropas y en compañía para afrontar nuevos retos y permitirnos disfrutar de una experiencia cooperativa online. Un cambio muy interesante en un inicio pero del que poco a poco iremos viendo que es excesivamente problemático.

Personaliza a tu avatar y sal a este vasto mundo.

Cómo es habitual, desde un primer momento nos pondremos en situación y ya encontraremos un extenso personalizador para nuestro propio avatar virtual. Cómo viene siendo una tónica habitual en la franquicia, tendremos poder sobre todas y cada una de las facciones y elementos físicos de este. Pudiendo variar el tono de la piel, cambiar la complexión de este y hacerlo más delgado o relleno, elegir facciones más definidas en su cara cómo pómulos más elevados o caídos, forma de las orejas o nariz. También se tienen varias decenas de peinados y estilos en el cabello, así cómo barbas en el caso de los avatares masculinos. Las expresiones que realicen son otro aspecto muy interesante, teniendo en todo momento expresiones faciales de impresión, enfadadas o de alegría, algo que definiremos en todo momento desde este personalizador. Es algo en lo que podemos invertir mucho tiempo y al que muchos usuarios le dan bastante importancia, en otros casos simplemente se tiene la opción de generarlo aleatoriamente y salir de manera rápida al campo de batalla.

Grandes escenarios pero con pocos elementos interactivos

Lo primero que nos impactará es la sensación de sentirnos arropados en todo momento junto a otros usuarios, que si bien comienzan la partida al mismo tiempo que nosotros nos proporcionan la sensación de ir acompañados y de ayudarse mutuamente. Esto tiene un pro y un contra, la ventaja ya la mencionábamos anteriormente pero su desventaja la vemos en que al introducir a jugadores en cooperativo sí que se disminuyen el número de personajes con los que hablar, interactuar y conocer datos de la historia. Es algo que no termina de convencernos puesto que una de las principales características era hablar con ellos, elegir entre un sinfín de respuestas y combinaciones y ver sus reacciones. Esto continúa estando, pero en una proporción muchísimo menor a la de las anteriores entregas. Viendo este cambio tan radical la desarrolladora decidió incorporar una serie de cintas y grabaciones con registros de audio de los habitantes o personajes que han pasado antes que nosotros, desgranando ciertos puntos de las misiones o escenarios que estemos visitando en ese momento.

Escenarios de grandes dimensiones pero con pocos elementos interactivos.

En cuanto a la historia, es algo más plana en cuanto a objetivo principal, desafiándonos únicamente a colonizar este mundo y hallar a una de las cabezas pensantes de Fallot 76. Esto nos obliga en cierta medida a seguir los pasos de este personaje, descubrir la historia y enfrentarnos a distintos imprevistos que irán surgiendo en el camino. Durante este, hallamos una serie de personajes no jugables cómo robots que nos irán ofreciendo misiones cuya dificultad se irá incrementando conforme vayamos avanzando. En un principio algunas de estas tienen objetivos muy simples cómo recolectar un objeto concreto o eliminar a un enemigo, pero sí que tienen una segunda intención en la que nos obligan a hacernos con las mecánicas más esenciales del título e ir evolucionando la personalización de atributos del personaje y sus habilidades. Estas, cómo es lógico, no son realizadas en solitaria, pudiendo ser acompañados con más de 20 usuarios al mismo tiempo. Algo diferente y que las hace muy entretenidas, sobretodo cuando estas son más complicadas y desafiantes.

Un mundo PvP con el que colaborar con numerosos jugadores

Inicialmente, desde el día de su lanzamiento, nos dio la sensación de estar jugando un título que se encontraba completamente en fase beta y debemos de sacar una lanza en su defensa para confirmar que mediante actualizaciones la cosa ha mejorado, pero no en exceso. El mundo es de unas dimensiones enormes, con mucho espacio que recorrer pero que ha sido poco aprovechado, dándonos la sensación de vacío y de no tener prácticamente nada con lo que interactuar a kilómetros de distancias. Quizás este vacío se ve revertido cuando nos encontremos a uno o un grupo de jugadores que nos amenizarán un poco la travesía por el mundo de West Virginia. Al estar en un universo PvP, será frecuente que opten por ayudarnos o desafiarnos, pudiendo dispararnos e intentar acabar con nosotros. Un experimento interesante pero que podría no gustar a aquellos jugadores que quieran dejarse sumergir en la historia, mejorar a su avatar virtual e ir desbloqueando misiones y armamento.

Múltiples enemigos esperan en este amplio universo.

La supervivencia en este caso sí que sigue estando patente en Fallout 76 y continúa por los mismos derroteros vistos en el resto de la franquicia. Nuestro personaje está completamente vivo en el universo y deberemos de cuidarlo para que sobreviva a todos los peligros que le rodean. Este puede llegar a tener hambre y sed, por lo que habrá que buscar comida ya sea en los supermercados o viviendas abandonados más cercanos, matar a criaturas y aprovechar partes de su cuerpo para cocinarlas ó incluso robarla. Ahí es donde entra un pequeño rasero de doble palo y cómo definir tu presencia en este mundo abierto, ¿cómo desear cumplir las misiones?, ¿pensando en tus compañeros y colaborando o únicamente pensando en tí? Aquí reside el karma que a pesar de no tener una carga histórica como en anteriores ediciones sí que puede perjudicar a tu equipo. La sed es otro punto interesante, dado que el agua se encuentra totalmente contaminada por los altos niveles de radiación deberemos de filtrarla para que no sea perjudicial para la salud. Este aspecto de supervivencia era muy grande, pero se ha visto tristemente reducido y orientado únicamente a alimentarnos y poco más.

Cuida de tu personaje y sus habilidades

El armamento es otro punto que puede no gustar a aquellos usuarios más tradicionales. Si por algo destaca la saga es por no tener prácticamente balas que encontrar, aquí es justamente lo contrario, viéndonos rodeados en muchos momentos por estas y dando más facilidades que nunca. Hubiera sido más divertido poder crearlas con algún tipo de personaje, variarlas y modificarlas para descubrirlas. Incluso compartirlas con un compañero que juegue online con nosotros, pero en este caso se está muy limitado. Eso sí, entrando en los elementos cooperativos debemos de decir que el título es muy divertido y que podremos hacer prácticamente de todo junto a ellos. Ya sea explorar, descubrir el entornos juntos, realizar misiones o simplemente movernos y apreciar todo lo que nos rodea. Por otro lado, también se tiene la posibilidad de trabajar en un asentamiento como en Fallout 4, ya sea junto a ellos para hacerlo mucho más rápido y seleccionando las condiciones que más nos beneficien. Las comunicaciones con ellos están completamente abiertas, interactuando por chat de voz y coordinándonos de manera sencilla.

Gracias a las características S.P.E.C.I.A.L puedes definir un personaje único.

Desgraciadamente Bethesda ha vuelto a caer en los mismos errores en el lanzamiento que en sus anteriores títulos, no sólo hablando de Fallout, sino de The Elder Scrolls entre otros. La presencia de numerosos bugs a pesar de sus constantes actualizaciones son una tónica predominante, viendo errores en las zonas de colisión, apariciones inesperadas de enemigos, caídas de frames o salidas espontáneas de la partida. El código de red programado por la desarrolladora es eficiente, dándonos partidas fluídas en la mayoría de las ocasiones y que cuya calidad y estabilidad irá siempre ligada a la calidad de tu conexión y la de tus compañeros. Por lo que será frecuente ver cómo estos irán realizando acciones que puedan parecer sin sentido, pero es debido al lag de las conexiones. Otra parte de los errores de programación la encontramos en las zonas de colisión de los enemigos, pudiendo realizar ataques físicos o con armas y no causar ningún daño dado que estas no han sido bien definidas.

Concluímos nuestras impresiones hablando del sistema de mejoras conocido como S.P.E.C.I.A.L. y que siempre ha sido frecuente en las entregas de Fallout. En Fallout 76 tendremos un dibujo de Pip Boy representando al personaje y pudiendo invertir una serie de puntos en distintos atributos para mejorarlo. Este llega mediante un sistema de cartas en el que elegir una de las características concretas que queramos mejorar como su potencia, inteligencia, carisma o agilidad entre otras. Conforme vayamos ascendiendo el nivel de estas habilidades, se irán abriendo otras pasivas que ir adquiriendo y que lo orientarán a un estilo de juego distinto. Al ir sumando puntos de una habilidad distinta, tendremos cartas que consumirán algunos de esos puntos y es muy importante introducir mazos y combinaciones cuya suma sea igual a lo que tenemos.

Un universo con un gran trabajo por delante.

Técnicamente el juego nos presenta unos escenarios con unas proporciones de gran tamaño, en los que perdernos con muchos usuarios y al mismo tiempo investigar. Cómo bien indicábamos anteriormente, tristemente se encuentran vacíos y escasos de contenido, por lo que esas dimensiones se desaprovechan completamente y dando una sensación de vacío. En lo técnico, decir que lucen de una forma bonita y priman por su variedad pero que no terminan de estar al nivel de lo que pudimos ver en otros episodios. La personalización del personaje es excelente y los efectos técnicos introducidos en las facciones de su cuerpo y cara nos dan una experiencia de personalización muy completa. En cuanto a su banda sonora encontramos una mezcla de temas que ya fueron utilizados en juegos anteriores y otros totalmente nuevos, viendo la presencia de grupos y autores tan conocidos para muchos como The Beach Boys, Butcher Pete o Bob Crosby & The Bobcats. Estos los encontramos mediante a la radio con una programación mucho mejor, dado que se ha podido poner toda la carne en el asador en esta ocasión debido a la menor cantidad de personajes y líneas de diálogo. Como es lógico llega completamente doblado al castellano.

A la espera de más actualizaciones que mejoren el título

Fallout 76 es un juego al que no le ha sentado excesivamente bien esta reconversión al MMORPG y la experiencia online, pudiendo haber salido mejor parado si hubiera sido más conservador en su fórmula. La esencia se pierde teniendo escenarios sin prácticamente nada con lo que interactuar o decisiones que tomar. Es de agradacer las constantes actualizaciones que ha lanzado la desarrolladora, pero no terminan de corregir muchos de los problemas y bugs que han sido reportados por la comunidad a lo largo de estas semanas. Seas o no fanático de la serie, recomendamos antes jugar a otros capítulos antes que embarcarte en Fallout 76, un juego al que aún le queda mucho trabajo por delante para ofrecer una experiencia con garantías.

Lo mejor:

  • Interesante orientación a una aventura online
  • Numerosas misiones y objetivos a realizar
  • Buen doblaje al castellano

Lo peor:

  • Excesivamente limitado en cuanto a interacción
  • Presencia de gran cantidad de armas
  • Numerosos bugs
6.8

Bueno

Historia - 6.5
Jugabilidad - 6.75
Gráficos - 7
Sonido - 7
27 inviernos. 23 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies