El soñador de Providence

Seguir

H.P Lovecraft, al igual que numerosos autores como Edgard Allan Poe, han tenido una gran influencia dentro del mundo de los videojuego. Ya sea a la hora de realizar su estética o simplemente basarse en sus géneros o historias para dar a luz guiones de lo más intrincados, repletos de oscuridad y referencias. Muchos son los desarrolladores que han querido inspirarse en estos maestros de la literatura como en los casos de Eternal Darkness o la saga Amnesia, trayendo elementos de lo más dantescos y repletos de oscuridad. Hoy os hablamos de la obra de Carlos G. Gurpegui, El soñador de Providentes – El legado literario de H.P. Lovecraft y su presencia en los videojuegos, que llega bajo el sello de Héroes de Papel y nos trae un repaso a los juegos que han bebido de esta estética así como exprimir a sendos autores.

El legado literario de H.P Lovecraft

Un repaso al legado literario de H.P Lovecraft.

Uno de los primeros aspectos a los que haremos frente a la hora de empezar con El soñador de Providentes – El legado literario de H.P. Lovecraft es a obtener referencias sobre los retazos de Edgard Allan Poe y Lovecraft, dos autores cuya cantidad de obras es muy amplia y que ha sido resumida de manera muy eficiente en pocas decenas de páginas. Desde un primer momento podríamos pensar que estaríamos frente a algo que resultaría de lo más aburrido, introduciéndonos en la literatura más profunda de estos dos escritores, pero Carlos G. Gurpegui ha logrado hacer esta parte muy amena, yendo directamente al grano, orientar al lector y situar de manera eficiente.

Tras su prólogo se hace un especial hincapié al por qué del uso de las licencias de H.P Lovecraft, mencionando que más de una decena de videojuegos que se lanzarán en el presente 2018 versarán sus historias en las influencias del autor. Uno de los principales será Call of Cthulhu, un ambicioso proyecto que lleva varios meses en desarrollo y que es la tónica más predominante de Lovecraft. La cercanía a los relatos, basarse en mitos y leyendas de estos y sobretodo una ambientación oscura, la filosofía y la ética son muchos conceptos en los que se incide. Tras una breve reflexión sobre por qué se apuesta en la actualidad por H.P Lovecraft, dejando claro que es algo más que una moda, entramos en materia y se hablan sobre su literatura.

Los Mitos de Ctulhu y su influencia en videojuegos

Algo de lo que se quejó en su momento Lovecraft fue de que no se valorase su obra tanto como lo hicieron con Edgard Alan Poe o Lord Dunsany, pero todo esto cambió en el 1926 con la publicación de su onírica obra: La llamada de Cthulhu. Está claro que nuestro protagonista basó gran parte de sus relatos en Poe, pero también en el concepto del cosmicismo de Dunsany. Por otro lado buscó la inspiración en otros maestros del terror del siglo XIX. Dos periodos que marcaron aún más su estilo fueron su ciclo onírico en el que fusiona el género con una dimensión alternativa, honor y muerte, además de hablar por otra parte del horror cósmico o el horror lovecraftiano, una figura que ya comenzó a definir su obra cumbre.

Consideramos que la parte que podría hacerse más dura de leer en el libro son estas primeras cien páginas, aunque Carlos G. Gurpegui, como mencionamos anteriormente, ha hecho un buen trabajo a la hora de trasladarnos estos datos literarios que si bien por el momento no tienen que ver nada con videojuegos son muy necesarios para comprender su legado. Diríamos que esta es la primera parte de su obra y la segunda división nos introduce en Los Mitos de Cthulhu, sin duda alguna una de sus mayores referencias y de mayor importancia. Estos trece relatos, que comienzan con La Ciudad sin nombre hasta el Morador de las tinieblas han dejado una gran influencia y en El soñador de Providence se nos muestran una selección de extractos. Cada concepto es explicado y ejemplificado con unas líneas de su obra, haciendo esto más ameno y simplificado.

De The Lurking Horror a Everybody’s Gone to the Rapture

Viene acompañado de un marca páginas y un lápiz.

Y, después de conocer la gran mayoría de sus obras y todas sus influencias, ¿qué es lo siguiente que nos ofrece el libro? Aquí llega la auténtica guinda del pastel y tema del que muchos estarían interesados, las referencias en cuanto a los videojuegos. El primero de los juegos basados en Lovecraft fue The Lurking Horror, creado por Dave Lebling y que fue co-autor del clásico Zork. Sin intención de arruinar a más de uno el libro os confirmamos que el trabajo de Carlos G. Gurpegui es fascinante en cuanto a documentación, analizando de una forma increíble, mencionando clásicos de los videojuegos como Eternal Darkness: Sanity’s Requiem de Nintendo Gamecube, hincapié en juegos de Frictional Games como la saga Amnesia o casos mucho más recientes como el walk simulator Everybody’s Gone to the Rapture.

Estos son solo unos pocos de los ejemplos que se ponen encima de la mesa, introduciendo algunos de los clásicos de este “octavo” arte. El cierre del libro y capítulo final se denomina como “Que no está muerto lo que puede yacer eternamente” referenciando la más de una decena que se encuentran en desarrollo, algunos de estos ya han llegado a la distribución digital como Darkest Dungeon, aunque otros como Call of Cthulhu nos harán esperar unos cuantos meses más para poder disfrutarlos al completo.

Lo que respecta a su presentación poco es lo que podemos decir, Héroes de Papel, como siempre ha hecho una gran producción. Nos trae un libro realizado completamente en tapa dura con unos motivos morados y verdes que otorgan un aspecto más misterioso y al mismo tiempo define una atmósfera de misticismo. Su interior deja el colorismo al que estamos acostumbrados de lado y opta por una fuente y materiales dignos de libro del siglo XIX, con un papel que nos recuerda mucho a relato de anticuario. Su fuente acompaña al conjunto, optando por una forma de letra digna de máquina de escribir.

Un gran trabajo por parte de Carlos G. Gurpegui

Esto es todo lo que nos ofrece El Soñador de Providence: El legado literario de H.P Lovecraft y su presencia en los videojuegos. Nos encontramos ante un muy buen libro que está claramente dividido en dos secciones. Una primera que podría no terminar de enganchar a algunos lectores como lo es la ubicación histórica de H.P Lovecraft, su legado literario y las influencias en las que se ha basado. Carlos G. Gurpegui ha hecho un trabajo encomiable en resumir todos estos datos en una mínima cantidad de hojas y al mismo tiempo mostrarlo de una manera más que amena. La segunda se orienta a sus influencias en los videojuegos, contando con una gran cantidad de ejemplos y referencias. Una compra muy recomendable para los fanáticos de la literatura del de Providence, así como de fans del ocio electrónico que quieran conocer referencias y curiosidades sobre este autor.

27 inviernos. 23 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies