Detroit: Become Human

Seguir
9.2

Sobresaliente

Por fin tenemos en nuestras manos Detroit: Become Human, el ambicioso nuevo proyecto de David Cage, creador de grandes obras como Farenheit o Heavy Rain entre otros. Muchos años han transcurrido desde su anuncio y en el que contamos con información prácticamente por cuentagotas, pero podemos decir al respecto que la espera ha merecido y mucho la pena. Varias jugadores, lectores o aficionados a la ciencia siempre se han preguntado sobre las normas de la robótica y lo escrito por Isaac Asimov. Pero, ¿qué pasaría si esas reglas se vieran frustradas y los robots comenzasen a desarrollar una conciencia humana? Eso es lo que nos trae Detroit: Become Human, un juego en el que la narrativa es uno de sus aspectos más importantes y en el que las decisiones se pagarán muy caras.

Un título que mezcla elementos interactivos con una gran historia.

Bebiendo de la formula de Heavy Rain y Beyond: Dos Almas

Si ya has jugado a títulos como Heavy Rain o Beyond: Dos Almas, sobran los detalles, pero para aquellos que no los conozcan os pondremos al corriente. Detroit: Become Human no es ni mucho menos un juego de acción, es una historia interactiva en la que tomaremos el control de tres personajes. En un futuro cercano, en el que la humanidad ha sentado las bases de su convivencia junto a los robots, quienes han sido creados para servir a los humanos, adoptando los papeles de ayudantes domésticos, ser una niñera o incluso una pareja. Estos, se han impuesto a nivel mundial y sobretodo en Estados Unidos, país que ha creado una gran dependencia sobre ellos.

Como bien decíamos, controlaremos a tres de estos robots a lo largo de la historia y cuyas historias se irán desarrollando de forma paralela y con un único pensamiento: conocer cuál es su papel en la humanidad más allá de servir. Kara, un robot doméstico, Connor, un robot que trabaja como negociador y Markus, un auténtico revolucionario en busca de respuestas y que en opinión personal, desarrollará una de las tramas más intensas e interesantes. Estos tienen personalidades muy definidas, una tiene una conciencia conciliadora, otro siendo más correcto y por último uno que se centra en la revolución y deja fuera los convencionalismos sobre las bases establecidas y quiere luchar por sus propios derechos. Estos, irán desarrollando sus personalidad de una manera eficiente, proporcionándonos tramas muy variadas y que nos mantendrán enganchados al título de principio a fin. Estas mencionadas historias no sólo se conectan, sino que a medida que vayamos realizando acciones y se tomen decisiones harán que el juego termine de una forma u otra.

Los personajes secundarios tendrán un gran impacto en la historia.

Un futuro cercano y distópico

La trama es algo muy interesante, no sólo poniéndonos en un futuro cercano y distópico, sino el impacto que podría tener la tecnología robótica en la sociedad. Puede sonar a algo muy tópico, a algo que parece haberse escrito demasiado en los últimos tiempos. Realmente es cierto, es un tema que se ha explotado demasiado pero por otro lado, la manera que David Cage ha tenido de afrontarlo y tratarlo ha sido único, proporcionando una historia sorpresiva, llena de giros argumentales, tramas paralelas interesantes y sobretodo haber diseñado unos buenos personajes, algo muy importante. La trágica historia de Kara es sobresaliente, la de Connor al más puro estilo Keanu Reaves está a la altura y la revolución de Markus da que pensar. Todos estos cambiando su manera de pensar con el paso de las horas y definiendo su personalidad muy bien. Pero por otra parte, no es oro todo lo que reluce, algunos agujeros en la trama dejan incoherencias en la historia, al igual que giros argumentales que pueden ser previsibles, pero lo que respecta al resto, se mantiene muy sólido en este aspecto.

Al principio mencionábamos títulos como Heavy Rain o Beyond: Dos Almas, dos últimos precedentes de David Cage en cuanto al desarrollo de videojuegos y de los cuales bebe Detroit: Become Human. Este bebe mucho su jugabilidad pero también ha introducido cambios muy interesantes, como proporcionar una mayor libertad, más cantidad de elementos del entorno con los que interactuar. Los escenarios son de un gran tamaño y nos dan la oportunidad de verlo prácticamente todo, manipularlos para darles la vuelta, jugar con ellos y descubrir datos que serán importantes para unir las piezas del puzzle de la historia. Descubrir un objeto puede ser determinante para conocer como interactuar con un personaje en un futuro, conocer qué ha ocurrido en el entorno o simplemente realizar una acción que desencadene otra situación. Las pistas y piezas son totalmente inimaginables, al inicio parece que nada tiene sentido pero posteriormente ganan en lógica y te impactarán de sobremanera.

Un diagrama de flujo te guiará en las acciones realizadas.

Tintes de aventura gráfica e historia interactiva

Las secuencias que entrañan más acción se basan en el uso de QTE (Quick Time Events), eventos en los que habrá que presionar un determinado botón para disparar o realizar un movimiento hacia un lugar concreto. Estos no sólo se resumen en presionar botones, deslizar el dedo sobre el panel táctil del DualShock 4 para desbloquear tablets o teléfonos móviles o usar el sensor de movimiento son unos pocos ejemplos de las múltiples situaciones a las que habrá que hacer frente. Como apreciaréis, el juego se segrega en dos partes con dos jugabilidades distintas: una con tintes de novela interactiva con secuencias por QTE y por otro lado una auténtica aventura gráfica en la que tocar e interactuar con todos los elementos del entorno y en la que llegarás lejos según el tiempo que dediques a investigar. Los controles son muy sencillos, adaptados para que cualquier tipo de jugador se sumerja en la aventura y disfrute de su historia.

Las decisiones son otro aspecto importante. En Detroit: Become Human no encontramos decisiones buenas o malas, simplemente eventos que depararán algo que no sabremos cómo acabará. Es decir, puede que elijamos lo mejor para todos los personajes y resultar el desencadenante de algo que complique y mucho la historia. Si pudiéramos definir este aspecto con un adjetivo, creemos que el más adecuado sería el de impredecible, sin saber diferenciar qué hará el bien o el mal. Otro dato importante son las relaciones con otros personajes, las cuáles también se ven definido por lo anteriormente comentado. Esto se va definiendo a través de un diagrama de flujo, un árbol en el que se irán desbloqueando las decisiones y acciones que realicemos y que te llevarán a un final de secuencia concreto. Esto es un añadido realmente eficiente ya que nos da la posibilidad de saber por dónde variar la secuencia para ver todos los finales posibles. Os podemos garantizar que son muchos e impredecibles.

Giros argumentales sorprendentes y otros muy predecibles.

Esto tiene muchas cosas buenas, no sólo sirviendo como una guía para conocer qué será la correcto, cómo desbloquearemos otro final y demás, sino que invita a jugar el capítulo varias veces para ver todas las posibilidades históricas que se ofrecen. Los anteriores títulos de David Cage nos permitían conocer más de la historia realizando lo mismo, pero con esta tabla de flujo se simplifica la tarea. Esto nos lleva a hacernos la pregunta, ¿cuántas partidas serían necesarias para poder ver todo sobre el título? Esto es relativo, según la experiencia que tengas en títulos del género y la perspicacia que se disponga para saber qué hacer y cómo dirigirse a secuencias alternativas. Los diálogos también son muy importantes, dejarse llevar por ellos y por la historia será transcendental para conocer más sobre esta.

Sobresaliente en lo técnico

El estudio dirigido por David Cage ha echado el resto en traer una aventura realista en lo técnico, proporcionando un aspecto gráfico sobresaliente. Una de las cosas más impactantes son los rostros de los personajes, que han sido creados a través de la tecnología de la captura facial y cuyos resultados son impresionantes. Este es muy realista, proporcionando unas animaciones cuidadas, personajes desarrollados con gran personalidad y unos entornos de grandes dimensiones. Estos, insistimos, son totalmente interactivos y se encuentran plagados de todo tipo de detalles para conocer más sobre la historia y deparar otras posibilidades. Los efectos de luces y sombras son espectaculares, así como los proporcionados por las partículas.

Como viene siendo habitual, Detroit: Become Human cuenta con un gran doblaje al castellano, repleto de voces muy conocidas en el panorama español y con actuaciones sobresalientes. La banda sonora no se queda atrás, dándonos unas melodías más que épicas, cargadas de acción, notas cuidadas y que transmitirán mucho.

Una compra más que recomendable.

Otra gran obra de la mano de David Cage

Detroit: Become Human es un gran título, un título sobresaliente en todos los aspectos y que proporciona una de las mejores historias creadas por David Cage. Las posibilidades que otorga el título son muy grandes y la rejugabilidad con la que contamos es realmente grande, llegando a ocupar la decena de horas para conocer todo sobre su argumento y descubrir todos los secretos que ocupa. ¿Preparado para esta auténtica revolución robótica?

Lo mejor:

  • Historia trabajada y sorprendente
  • La inclusión del diagrama de flujo para ver diferentes finales
  • Técnicamente impresionante

Lo peor:

  • Algunos vacíos argumentales
  • No se ha sido excesivamente ambicioso en lo jugable
  • Algunos personajes secundarios no dan la talla en su doblaje
9.2

Sobresaliente

Historia - 9
Jugabilidad - 9.25
Gráficos - 9
Sonido - 9.5
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies