11-11: Memories Retold

Seguir
8.6

Muy bueno

Si por algo ha destacado el mundo de los videojuegos durante los últimos años es por centrar las tramas de sus historias, planteamiento jugable o simplemente la ambientación en conflictos bélicos. No hace falta ser un adepto al ocio digital para saber que títulos cómo Call of Duty o la franquicia Battlefield son los reyes de estas ambientaciones y que los llevan hasta el extremo, prometiendo experiencias que rozan lo cinematográfico. Por otro lado, tenemos otras desarrolladoras que intentan hacer las cosas de otra forma, transmitir una historia y hacerte participe de ellas de formas distintas y memorables. Esto es lo que nos lleva a hablaros de 11-11: Memories Retold, un juego con mucho encanto y que engancha desde el primer instante.

Dos personajes con dos historias muy interesantes que conocer.

Dos personajes con los que vivir la Primera Guerra Mundial

Para aquellos que os lo estéis preguntando, el juego que hoy nos centra no es una aventura de acción desenfrenada o que opte por lo cinematográfico, este versa en su narrativa, transmitiendo una visión diferente de lo que fue la Primera Guerra Mundial. Centrándonos en múltiples aspectos que realmente no son contados por muchos y que únicamente podemos hallar en libros o películas concretas, cómo aquellos soldados que tuvieron que alistarse al ejército por obligación, todos los que de un día para otro se vieron en el campo de batalla o que únicamente no entendían el conflicto y se encontraban ahí. Teniendo en cuenta este aspecto, nos sumergiremos en la historia de dos personajes: Harry y Kurt.

El primero de nuestros protagonistas es Harry, un joven apasionado por la fotografía y que trabaja en su tienda en Toronto, hasta que un día será visitado por un comandante del ejército del país el cual le ofrece la posibilidad de alistarse para ser el fotógrafo para mostrar al mundo las victorias y logros del ejército de su país. De un día para otro veremos como Harry deberá de arriesgarse en el campo de batalla para retratar tanto lo bueno como lo malo del conflicto. Por otro lado tendremos la historia de Kurt, quien se alistará en el ejército tras no recibir noticias de su hijo quien está luchando en la guerra, pero al no tener nada de información sobre él opta por alistarse para obtener más información sumergiéndose en el frente.

Ambos personajes tienen maneras distintas de comunicarse.

La fotografía y las cartas, factores interesantes

Este concepto de historias entrelazadas nos recuerda mucho a lo visto en Valiant Hearts: The Great War, pudiendo experimentar el punto de vista de bandos diferentes y de personas que se encuentran sumidos en el conflicto por unos motivos u otros. Algo que nos llama mucho la atención es que al inicio de cada uno de los capítulos tenemos la opción de elegir qué historia conocer primero, si unirnos a los pensamientos de Harry o los de Kurt. El trato humano que se ha dado a los de personajes, así como los otros protagonistas de la historia con los que van entrelazándose es formidable, el trabajo en formar una gran personalidad al mismo tiempo que se propone tener unos avatares bien diferenciados del resto son uno de los mejores aspecto del título y que atraerá a todos aquellos amantes de las aventuras interactivas y den importancia al hilo argumental.

Cabe mencionar que las decisiones que vayamos tomando a lo largo de la aventura son muy importantes, dirigiendo el camino de la historia y llevándola a un final concreto. No dispone de muchos finales diferentes pero sí que se da importancia a las acciones que vayamos tomando, algo muy distinto a lo que nos dejó Life is Strange. En este caso 11-11: Memories Retold, ofrece por parte de DigixArt una historia con muchos elementos, sobretodo por la pasión de la fotografía de Harry, importante tarea de los jugadores de captar momentos interesantes y que nos contarán mucho más de la historia. Kurt por otro lado cuenta su historia y se expresa mediante cartas, escritos que podemos ir realizando eligiendo sobre los temas sobre los que se va a redactar. Dependiendo de las temáticas de las fotografías y el contenido de las cartas, las respuestas por parte de los remitentes serán distintas, llevando la historia por otro camino.

Más que notable en lo técnico y sonoro.

Las conversaciones con otros personajes son más que interesantes, sobretodo por parte de Kurt, donde se entablan diálogos con los que establecer relaciones. Podemos crear relaciones con ellos y que llevarán a Kurt a tener distintos temas sobre los que escribir, ya que los conceptos de los que redacta se van conociendo y otorgan mayor variedad. Eso sí, algo en su contra viene con la forma en la que interactuamos con los entornos, siendo muy limitada y que apenas incorpora objetos con los que podamos interaccionar. Aunque por otro lado se encuentran algunos objetos desbloqueables cómo cartas o memorias escritas por otras personas y que nos dan otra visión de la guerra.

Memorable en lo artístico y sonoro

El estilo artístico que encontramos en 11-11 Memories Retold es único y uno de los principales reclamos para hacerse conocer. Contamos con un apartado técnico que si bien no es excesivamente realista sí que es artísticamente hermoso. Contamos con un juego que da la sensación de ser una acuarela en movimiento, un cuadro con colores muy vivos, vistosos y escenarios luminosos que encierran dentro de una gran historia. En este, encontramos a actores que encarnan a nuestros protagonistas, cómo Elijah Wood encarnando a Harry y Sebastian Koch bajo el papel de Kurt, ambos realizando buenas interpretaciones. Los escenarios, pese a ser de grandes dimensiones no arrojan apenas elementos interactivos con los que realizar acciones, pero sí que se encuentran repartidos en ellos otros detalles interesantes en los que fijarse. Los diseños de personajes son variados y acordes a la historia.

Una sobresaliente historia en una de las sorpresas del año.

En lo sonoro contamos con una banda sonora compuesta por Olivier Deriviere, artista que ya ha estado al frente de una gran variedad de composiciones de videojuegos cómo son los casos de Vampyr, Get Even, el reinicio de Alone in the Dark o Remember Me entre otros títulos. La música que ha introducido en este título es inspiradora, contando con orquestaciones de un corte bello y que ambientan a la perfección el título. El título llegado doblado al inglés, en esta contamos con la voz de Elijah Wood, quien dió vida a Frodo en El Señor de los Anillos y a Sebastian Koch, quien ha intervenido en series de la talla de Homeland o en producciones como La vida de los Otros. Ambos realizan buenas actuaciones y presentan diálogos realistas.

Una de las gratas sorpresas del año

11-11: Memories Retold es una grata sorpresa que muchos deben de jugar. Es un título que ha llegado sin hacer mucho ruido pero que nos ha encandilado desde el primer momento, proporcionando una historia trabajada, profunda y cautivadora. Por otro lado, su sistema de juego entretiene y al mismo tiempo las decisiones proporciona la suficiente variedad para poder pasarnos su historia varias veces y descubrir los distintos finales. Si te apasionan los conflictos bélicos y da mucha importancia a la trama argumental, te prometemos que 11-11: Memories Retold no te decepcionará.

Lo mejor:

  • Dos historias diferentes y apasionantes
  • La importancia de la fotografía y las cartas
  • Artísticamente y sonoramente memorable

Lo peor:

  • Pocos elementos con los que interactuar
  • No incorpora muchos finales diferentes
  • Una vez descubiertos sus finales es poco rejugable
8.6

Muy bueno

Historia - 9
Jugabilidad - 8
Gráficos - 8.5
Sonido - 8.75
26 inviernos. 22 años desde que mi madre me dio un mando de NES y comencé en este gran mundo. 10 años en el sector de la prensa del videojuego que tantas alegrías me ha dado.

Lost Password

Sign Up

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies